La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Medio Ambiente
En marcha, operativo limpieza del Lago de la República de CDE y de dos arroyos de Hernandarias
Tamaño de la letra
23/12/2019

Con recursos propios de la ITAIPU Binacional se llevan a cabo los trabajos de limpieza de cauces y afluentes hídricos del Lago de la República, de Ciudad del Este, y de los arroyos Ju´í Rupa y del Parque de las Américas, de Hernandarias, Alto Paraná, totalizando una cobertura de 4.400 metros.

Para el efecto, luego de realizar un Concurso de Precios Nacional, la Entidad firmó en noviembre  un contrato de 12 meses con la empresa SEGE S.R.L. por un valor de G 1.144 millones, de los cuales G 50 millones son gastos reembolsables.

De acuerdo con el plan de trabajo, la limpieza se realiza de lunes a viernes, de 07:00 a 12:00 y de 13:00 a 16:00, y los sábados, de 07:00 a 12:00. Un total de 17 personas están empleadas por la empresa contratista y la movilidad incluye un camión de 5 toneladas y camión utilitario tipo VAN. La firma adjudicada también se encargará de la limpieza y pintura de mampostería del Modelo Reducido de la Represa, situado en el predio de la Central Hidroeléctrica.

Estos servicios contratados se concretaron a pedido de los municipios afectados por contaminación de las aguas, a causa de personas inescrupulosas que arrojan todo tipo de basuras a los cursos hídricos.

El objetivo de esta iniciativa es promover el rescate, saneamiento y desarrollo de la biodiversidad de los lagos y causes hídricos, y así contribuir con el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades ubicadas en el área de influencia de la represa.

Además de la limpieza, recolección y evacuación de rastrojos, camalotes y basuras del lago y los arroyos, la empresa deberá elaborar un reporte de sustentabilidad a ser presentado a los 6 meses de haber iniciado el trabajo.

Los camalotes y otros residuos flotantes, en especial en el Lago de la República de CDE, deberán ser retirados con una embarcación y herramientas apropiadas. La carga, el transporte y la disposición final de estos residuos son de entera responsabilidad del contratista.

La fiscalización de los trabajos está a cargo de la Superintendencia de Obras y Desarrollo de la Entidad, a través de la División de Servicios, mientras que la supervisión correrá por cuenta de la Superintendencia de Medio Ambiente, ambas dependientes de la Dirección de Coordinación Ejecutiva.

“La Entidad lleva adelante a lo largo del año diversas acciones de responsabilidad socioambiental, dentro de su política de sostenibilidad”, destacó Jaime Méndez, gerente de la División de Servicios.