Líder mundial en generación de energía limpia y renovable

Energía
ITAIPU garantiza producción de energía pese a la bajante histórica del río Paraná
Tamaño de la letra
28/07/2021

La importante bajante del río Paraná, cuyos caudales – incluso desde el año pasado - se encuentran en niveles inferiores a su promedio histórico, se debe al escaso régimen de lluvias que afecta a toda la región, explicó el ingeniero Giovanni Gomes, gerente de la División de Estudios Hidrológicos y Energéticos de la Dirección Técnica de la Binacional. Esta situación no impide a la central de ITAIPU seguir cumpliendo con su compromiso de generación de energía.

Según el profesional, la sequía se debe en gran manera a la permanencia del fenómeno de “La Niña”, que se caracteriza por un régimen de “lluvias mal distribuidas”, lo que impacta a los caudales afluentes a la ITAIPU y que se refleja en los bajos niveles del río Paraná.

Refirió que, al entrar en un régimen de lluvias por debajo del promedio para cada mes, se empieza a marcar esa disminución de caudales afluentes al embalse de ITAIPU. Normalmente, la estación veraniega es la época considerada húmeda, en la que las lluvias recargan los embalses aguas arriba de la central hidroeléctrica y también aportan caudal a los ríos afluentes al Paraná aguas arriba de la represa.

“Estas lluvias no se dieron en el verano pasado, entonces, eso contribuyó también a que la disminución de los caudales del río Paraná sea bien marcada. El agua que llega a la hidroeléctrica proviene de dos fuentes, la primera, de los embalses que están aguas arriba de la usina, y, la segunda, de los ríos afluentes al Paraná entre la última central brasileña y la central de ITAIPU”, aclaró.

“La Niña” seguirá vigente

Entre otros puntos, el ingeniero Gomes detalló que la función principal de los embalses es justamente acumular agua en períodos húmedos y usarla en temporadas de sequías.

“Eso es lo que ya se venía haciendo, nada más que el período húmedo pasado no tuvimos los suficientes acumulados de lluvias para volver a recargar los embalses que están aguas arriba en territorio brasileño, y ahora ya se nota más el reflejo de eso en caudales afluentes bastante por debajo de los valores promedios mensuales que tuvimos en años anteriores", resaltó.

En lo que hace a la producción de la hidroeléctrica, el superintendente de Operación, ingeniero Hugo Zárate, puntualizó que si bien la central registra una menor generación en comparación con el año pasado (la caída oscila el 12%), no se ven interrumpidas las operaciones de generación en la central y se garantiza la provisión del servicio de energía eléctrica a los compradores (Paraguay y Brasil).

El Ing. Gomes adelantó que climatológicamente se seguirá con la condición “La Niña” hasta finales de año, es decir que no habrá períodos prolongados de lluvias con buena intensidad, según información de instituciones climáticas a nivel mundial. Este fenómeno se caracteriza por lluvias que pueden llegar a ser intensas, pero en un corto periodo, las cuales no son suficientes como para aumentar significativamente la cantidad de agua que llegaría al embalse de la ITAIPU.