La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Institucional
Instituciones planifican acciones para contribuir en la lucha contra el delito medioambiental
Tamaño de la letra
10/07/2020

El viceministro de Desarrollo Social, Cayo Cáceres, que también se trasladó el pasado miércoles hasta la zona de Puerto Indio (Alto Paraná) destacó que los delitos medioambientales responden a un problema estructural, razón por la que el trabajo interinstitucional es vital para buscar una solución definitiva. Al mismo tiempo, anunció que el Ministerio de Desarrollo Social iniciará un censo en las cercanías del embalse de la ITAIPU.

“El problema del medio ambiente no es solamente responsabilidad de las instituciones misionales, sino que involucra a otras instituciones que tienen que llegar y cumplir con los indicadores en la solución de esos problemas”, puntualizó el subsecretario, al tiempo de remarcar que esa es la línea de trabajo que tiene el Gobierno para llevar adelante intervenciones a nivel interinstitucional.

Con relación a la realización del censo en la zona, por parte del Ministerio de Desarrollo Social, dijo que el fin es conocer la cantidad real de familias que habitan en las cercanías del embalse de ITAIPU Binacional, al igual que sus actividades productivas.

Valoró el acompañamiento y la predisposición de las distintas entidades que llevan adelante esta iniciativa del Gobierno, que busca encontrar una solución integral para mejorar las condiciones de vida de los pobladores, a la par de cuidar el patrimonio natural del país.

El subsecretario de Estado explicó que se tienen dos situaciones diferentes en el lugar. Existe un asentamiento en la colonia del Indert y otro no legalizado que se llama La Amistad, el cual está presente desde el 2004. En la urbanización legalizada por el Indert están 167 familias aproximadamente y en la aún informal se tienen cerca de 31 familias.

“Nos fuimos a atender ese problema (el miércoles 8 de julio) y hemos llegado a concretar acuerdos con la Municipalidad de Mbaracayú, el Ministerio de Desarrollo Social (MDS), la ITAIPU Binacional y el Indert para hacer un abordaje interinstitucional y resolver este problema socioambiental”, destacó el viceministro Cáceres.

Precisó que la reserva de ITAIPU recientemente fue invadida por aproximadamente ocho familias que fueron a desmontar 11 hectáreas de una zona considerada muy estratégica por parte de la Binacional, porque cuida el río y el embalse. Si se desmonta ese espacio verde puede ocasionar un grave problema ambiental al embalse, lo que llevaría a generar menos energía y otras consecuencias.

El viceministro considera que detrás de estas invasiones siempre hay alguien, ya que el desmonte de las hectáreas se tuvo que hacer con apoyo de infraestructuras. “No se puede llevar en carretas, se necesitan vehículo, combustible y gente que extraiga los rollos”, remarcó. Aclaró que los que ingresaron están identificados y fueron denunciados ante la Fiscalía por la ITAIPU.