La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Energía
Experto sostiene que invertir en diagnósticos y evaluación de las presas, garantiza su seguridad
Tamaño de la letra
07/11/2019

Invertir en la ciencia, diagnóstico y evaluación de las presas, es la garantía para la seguridad de las mismas, destacó el experto argentino Alejandro Pujol, miembro del Comité Argentino y del Comité de Vigilancia de Presas del ICOLD, en el II Seminario de Seguridad de Presas del Club de las Américas (INCA). El evento se inició el miércoles 6, en el Centro de Recepción de Visitas de la ITAIPU Binacional, y culmina este jueves 7 de noviembre.

El seminario es una iniciativa del Comité Internacional de Grandes Presas (ICOLD, por sus siglas en inglés), y cuenta con el apoyo de la ITAIPU Binacional. “ITAIPU ha puesto un esfuerzo muy grande para la realización de este seminario y creo que es una gran inversión, invertir en la seguridad, es una garantía”, dijo el experto.

Pujol disertó sobre la importancia de la seguridad de las presas y fue una de las primeras presentaciones del evento. Destacó que el mantenimiento del buen funcionamiento de las presas es vital, pues, es la estructura que controla y maneja el agua, lo que es fundamental para la sociedad, la vida, para digerir los desechos industriales, producir energía limpia y para la recreación.

Su disertación se enfocó en la seguridad y el cuidado, dado que las presas deben durar varios años. El agua que trabaja dentro de ellas tiene mucha energía que puede romperlas, explicó. “Por ello se realizan diseños en los que se controla esa fuerza, puesto que, si el agua causa roturas, los daños serán no sólo para la obra, sino para la sociedad y el medio ambiente”, precisó el experto.

Comité de especialistas

Destacó que el ICOLD cuenta con un comité de especialistas de todo el mundo que analiza los casos de roturas y las maneras en que esas presas sufrieron daños. Este comité estudia las señales o avisos que observan a través de vigilancia y permiten notar si ocurrió alguna anomalía, lo que posibilita predecir una falla y lo que se denomina modo de falla. Además, realizan boletines técnicos con resúmenes importantes para quienes controlan las obras, con tips de control que sirven para un monitoreo constante.

Las estructuras de las presas están preparadas para resistir el empuje permanente del agua; sin embargo, es necesario verificar y mantener seguros los distintos aspectos para que funcionen correctamente. El estudio de estos modos de falla, es la base para incorporar al estado del arte, del diseño y del control de herramientas y alarmas que avisen que algo no está bien.

Alejandro Pujol

En el marco de este estudio se realizan los análisis de riesgo, pues, el riesgo es la posibilidad que ocurra una acción sobre la obra que la degrade, que podría romperla y afectar a la sociedad, insistió. Agregó que una presa con alta probabilidad de rotura, pero donde no vive nadie aguas abajo, es sólo un problema económico. Sin embargo, si la presa está bien hecha, pero hay millones de personas, afectadas aguas abajo, la consecuencia puede ser muy alta y el riesgo lo es, apuntó.

Estos análisis se efectúan de acuerdo a cada presa, ya que cada una tiene prototipos diferentes, están hechas de rocas y medio ambientes distintos, por lo que tienen diferentes soluciones, aclaró; y, su vigilancia es una medicina predictiva, como también de rehabilitación y de remediación, añadió.

Diseño para cada presa

Un grupo de especialistas se reúne, estudia el proyecto y en qué momento se hizo el diseño. “Nosotros primero miramos cómo se hizo el diseño, respecto a lo que hoy exige una obra, tenemos que ver con qué nos enfrentamos para controlarlo y cómo generamos un sistema de control. Esa es la base, cómo lo controlo, cómo estoy seguro que esto está bien ahí”, acotó.

Para Pujol, la realización del seminario es una de las mejores inversiones que se realizan en el país, por contar con especialistas de distintas partes del mundo. “Esto es traer la ciencia, el diagnóstico, de la evaluación de las presas, de cómo fallan, a los lugares donde están las mismas, es una inversión para la seguridad”, puntualizó.