La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Medio Ambiente
Especialistas acompañan proceso de fortalecimiento del Centro Ambiental
Tamaño de la letra
07/02/2020

Profesionales del Instituto Smithsonian y de la consultora Pangea acompañan de cerca al equipo de la ITAIPU Binacional en el proceso de fortalecimiento del Centro Ambiental, para convertirse en un espacio de referencia de la región.

En este sentido, esta semana se desarrollaron una serie de talleres sobre exhibición de fauna y otros aspectos operativos del futuro Centro Ambiental, apuntando a reforzar el enfoque educativo-interpretivo y las tareas científicas.

Con respecto al proyecto, Gustavo Collados, de Pangea, explicó que se encuentran realizando la parte conceptual y el diseño creativo. El mencionado diseño estará listo en julio próximo.

“Este es un proyecto que por un lado tiene componentes de flora y también de fauna. No es solamente el animal, sino está el bosque, los hongos, son todos los aspectos que tienen que ver con el ecosistema. El proyecto está avanzado en el tiempo que especifica el cronograma”, sostuvo Collados.

Resaltó que el Centro Ambiental tendrá como principal fin otorgar un espacio para visitas y donde uno de los puntos más importantes sea la educación ambiental. Los que acudan al lugar serán informados sobre los programas de conservación que está desarrollando la Entidad y detalles sobre las diferentes especies que alberga el lugar.

Gustavo Collados

El representante de la consultora detalló que este proyecto pretende poner en valor la naturaleza, no solamente los animales, sino que también el ecosistema completo creando un espacio seguro y que promueva la concienciación.

“No hacemos nada salvando y protegiendo animales si no tienen su ecosistema, que es su casa. El proyecto se trata de crear una experiencia educativa y emocional donde el público después de hacer una visita salga transformado y aprecie de mejor manera los ecosistemas terrestres”, acotó.

El acuerdo entre la ITAIPU y el Instituto Smithsonian fue firmado en junio del año 2017. El convenio contempla el desarrollo de las mejores prácticas de manejo de áreas protegidas y vida silvestre en el corredor de Biodiversidad del Bosque Atlántico del Alto Paraná.