La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Sala de Prensa
Un brindis en honor a los guerreros de la Posada “Emily”
Tamaño de la letra
27/09/2017

Un encuentro de confraternidad para celebrar la exitosa habilitación de la Posada “Emily”, destinada a niños y adolescentes que siguen tratamiento contra el cáncer y la leucemia en el Instituto Nacional del Cáncer (INCAN), se realizó anoche en las oficinas de Fortaleza de Inmuebles de Asunción.

Invitados especiales, patrocinadores de la iniciativa solidaria, así como nuevos voluntarios, se dieron cita para compartir una amena velada con los integrantes de las fundaciones San Peregrino y Manitos de USA, que llevan adelante esta obra.

En la ocasión, otorgaron un reconocimiento especial a las instituciones que colaboraron con la obra solidaria, entre ellas la ITAIPU Binacional, cuyo director general paraguayo, James Spalding, recibió con emoción el cuadro, con las inscripciones de agradecimiento. También participó del evento la licenciada Teresa Narvaja, asesora de Comunicación Social de la Entidad, entre otros invitados de honor.

“Casa de abrigo”

Durante el encuentro, los emocionados directivos de Manitos USA no ocultaron su satisfacción por llegar a la meta. Este lunes se habilitó oficialmente la “casa de abrigo”, que se encuentra a escasos metros del INCAN, sobre el ramal de la Ruta 2, Capiatá-Areguá.

Las confortables habitaciones están destinadas a los niños y adolescentes con cáncer, de escasos recursos, que siguen tratamiento en el mencionado hospital. Las instalaciones les servirán de hogar transitorio, acompañados de un familiar, mientras dure el periodo de revisión clínica.

Recordando a Emily

La parte más emotiva se vivió cuando Claire Nalley y Richard Nalley, directores de Manitos USA, y padres de Emily, rememoraron el dolor ante la pérdida de su niña, de tan solo 4 años, que padecía cáncer.

En Nueva York, Emily fue cuidada bondadosamente por dos paraguayas, Betty Oviedo y Marie Martínez, quienes así se ganaron todo el aprecio y agradecimiento del matrimonio Nalley, sellándose este estrecho lazo que los unirá por siempre con Paraguay.

Esta sincera amistad que nació con las compatriotas motivó a los padres de la niña a devolver ese cariño recibido, en un momento de tanto dolor, a través de una obra solidaria.

“En el 2007, decidimos devolver al Paraguay el amor que nuestra hija y nosotros recibimos. No somos personas de fondos ilimitados, por eso pensamos en cómo ayudar a esta gente, desde tan lejos, averiguamos por varios medios y, finalmente, nació la Fundación Manitos”, comentó, con mucha emoción, Claire Nalley.

Su esposo, Richard, también dijo que esta experiencia les conectó con personas de gran corazón, y que ese sentimiento solidario posibilitó traspasar las fronteras, tanto del idioma como de la distancia, uniendo a Paraguay con Nueva York, ciudad donde residen, para seguir ayudando a los más necesitados.

Música para curar el alma

La renombrada Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura también estuvo presente en el brindis. Su director, Favio Chávez, comentó, con dolor, que hace poco tiempo perdieron a Fernando, un integrante del grupo, que también padecía de leucemia.

Señaló que cuando falleció Fernando, la Orquesta estaba en Nueva York, invitada a ser parte de la conmemoración por el 9/11. “Al enterarnos del triste desenlace, entramos a una iglesia, lo primero que escuchamos fue una trompeta, y él tocaba ese instrumento”, señaló.

Aseguró que todos sintieron que Fernando se estaba despidiendo del grupo, y que desde ese momento asumieron que él siempre irá de gira con la Orquesta.

“Estamos seguros que nuestro amigo y compañero estará también en el hogar de ‘Emily’, con todos los niños y jóvenes que habitarán ese lugar”, dijo Favio.
Anunció luego, que la Orquesta colaborará con la Posada “Emily” mediante la creación de un Jardín Sonoro, con instrumentos reciclados, y que enseñarán a ejecutar estos instrumentos a los niños con deseos de incursionar en la música.

“La música es sanadora”, indicó, antes de recibir el aplauso de todos los presentes.

Apoyo de la ITAIPU

Tras un año de construcción, la Posada “Emily” quedó inaugurada gracias al trabajo conjunto de las fundaciones Manitos USA y San Peregrino, además del apoyo de la ITAIPU Binacional, que donó el mobiliario, electrodomésticos, equipos informáticos y sillas de rueda.

La Entidad también contribuyó con la donación de una camioneta Ford Ranger, 4x4, que será utilizada para el traslado de los pacientes, así como el financiamiento del arreglo integral del amplio patio-jardín de la Posada.

Para realizar donaciones, las personas de buen corazón pueden hacerlo siguiendo las instrucciones del portal web de la Fundación Manitos USA (http://manitosparaguay.com/).