La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Institucional
Rio Tinto-Alcan, manifiesta interés de invertir en el país
Tamaño de la letra
15/02/2010

 

“La reunión con titular de la entidad, Gustavo Codas, fue para expresar nuestra visión a largo plazo para el desarrollo e implementación de la industria de aluminio en Paraguay”, expresó Dick Lee, director de la empresa Rio Tinto Alcan, al término de la reunión. El mismo encabezó una delegación de directivos de la empresa que mantuvieron, ayer lunes 14, una entrevista con el Director General paraguayo de Itaipu. Participaron de dicho encuentro, además de los directivos de la multinacional, la directora financiera de Itaipu, Gladys Benegas, el director Técnico, Rubén Brasa, y un equipo de técnicos de la Binacional.

 

Al concluir dicho encuentro, el Ejecutivo de Río Tinto Alcan señaló, además, que el  proyecto propone la implantación de una fundidora para la producción de aluminio metálico iniciando con el uso de materias primas que serán importadas de otros países.

 

 

 

El consumo intensivo de electricidad sería de aproximadamente 800 megavatios, que corresponde a poco más de una turbina de Itaipu. “Esa planta, cuando entre en operación normal tendrá más de 800 personas trabajando. Fuera de la misma se generarán unos nueve mil de oportunidades de trabajos”, expresó el directivo.

Proyecto podría entrar en funcionamiento en el 2016 

El empresario aclaró que están en la fase de estudios y, si el estudio progresa y consiguen la firma del  acuerdo con el Gobierno paraguayo, pasaran a la próxima etapa que sería la de ingeniería para definir el proyecto final. “Si tenemos los acuerdo firmados rápidamente el primer metal sería producido en el 2016”, señaló el empresario Lee.

 

 

Con relación a los factores necesarios que tuvieron en cuenta para buscar invertir en Paraguay, lo más importante fue la disponibilidad de energía eléctrica. “Nos interesa no solo la cantidad de energía sino que el tipo de energía sea una energía limpia y renovable. Entonces preferimos que la energía utilizada sea generada por electricidad y no por carbón”.

 Añadió que, por estas razones, buscan las oportunidades de encontrar energías en países que tengan mayor capacidad de producción que el consumo que van a tener en los próximos 20 a 30 años. “Paraguay es hoy uno de los mayores exportadores de energía. Creemos que con este proyecto se va a adicionar más riqueza de los que Paraguay tiene y, al mismo tiempo, con la inversión que haremos de alrededor de U$ 2.500 millones generará más empleo”, apuntó Lee.

 

Receptividad de autoridades con el proyecto de Rio Tinto Alcan

Los empresarios manifestaron que la receptividad de las autoridades del gobierno paraguayo ha sido muy buena y que están muy atentos a los impactos ambientales y sociales del proyecto. “El gobierno paraguayo tiene la prioridad de utilizar energía para el desarrollo socioeconómico. Una fundidora de aluminio tiene potencial para generar desarrollo, y es por eso que Itaipu, el Viceministerio de Minas y Energía, y la ANDE están involucrados para aclarar todos los puntos y estar seguros de que sea un proyecto para beneficio de Paraguay” recalcó.

 

Por su parte el director General paraguayo de Itaipu, Gustavo Codas, manifestó que “el proyecto coincide con los intereses estratégicos del gobierno paraguayo”. Señaló, al mismo tiempo, que la Binacional estaría apoyando e involucrándose en el proyecto de manera a incentivar el uso de la energía como palanca al desarrollo nacional.


  

La empresa Rio Tinto Alcan
 
El Grupo Rio Tinto es una empresa multinacional, que cotiza bolsas en Londres y Australia. La misma cuenta con otras divisiones de cobre, de diamantes, de energía, división de hierro y la división de aluminio, conocido como Rio Tinto Alcan con sede en Montreal. Está presente en 58 países y cuenta con cuatro oficinas centrales, las principales en Londres, Australia y, Montreal en Canadá. El grupo tiene una producción de 55 millones de dólares al año.