La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Sala de Prensa
Primer Seminario de Energías Renovables
Tamaño de la letra
09/11/2009

Se realizó en el Carmelitas Center de Asunción, el Primer Seminario de Energías Renovables  y el lanzamiento del Observatorio de Energías Renovables, proyecto elaborado con la Organización de la Naciones Unidas para El Desarrollo Industrial (ONUDI).

 

 
Vista del público asistente al seminario.
El evento fue organizado por la Coordinación de Energías Renovables de la Itaipu Binacional, con el apoyo del Vice Ministerio de Energías Renovables, la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) y el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas  para el Desarrollo Industrial.

 

En el acto inaugural asistieron autoridades nacionales, personalidades del ámbito internacional e invitados especiales. Tras la entonación del Himno Nacional, el viceministro de Minas y Energías, ingeniero Germán Fatecha dio apertura al seminario.

 

Luego de la bienvenida oficial, destacó que “las energías renovables junto con el ahorro y un buen aprovechamiento energético son como una llave para un buen aprovechamiento del Plan Nacional de Energía y son un sostén importantísimo para el desarrollo de nuestro país”. Así mismo aclaró que las energías renovables solucionarían muchos de los problemas ambientales que afectan a nuestra sociedad, como el cambio climático, residuos radioactivos, lluvias ácidas y otras.

 

“QUE EL PARAGUAYO DISPONGA DE ENERGÍA ELÉCTRICA”

 

Dijo que vivimos una situación paradójica, ya que tenemos una generación muy importante de hidroelectricidad, somos el principal exportador de energía eléctrica  en América Latina y apenas consumimos el 13% de dicha hidroelectricidad, “frente a esta realidad de abundancia por un lado y de consumo mínimo por otro lado, existe un desequilibrio muy importante que hemos acumulado a través del tiempo y que es en este momento el gran desafío nuestro; de todos los sectores, del estado, del gobierno, para achicar esa brecha y de tal manera  a cumplir con nuestro compromiso fundamental; que el paraguayo disponga de energía eléctrica ya sea en sus viviendas o en las industrias, que tengan suficiente energía y a un precio razonable, ésta es nuestra realidad”.

 


Ingeniero Germán Fatecha.
En otro pasaje de su discurso, el ingeniero Fatecha habló de la importancia de asegurar los recursos energéticos “promover un uso eficiente, inteligente de la energía, podríamos lograr también disminuir el impacto ambiental causado por emisiones de gases”. Recordó que “hoy la energía es un derecho humano y es una herramienta fundamental, para que el bienestar que genera también el equilibrio de convivencia social, sea sostenible”.

 

Igualmente abogó por “proponer leyes y también estructuralmente debemos conseguir cambios institucionales que eliminen definitivamente esta serie de anarquía con respecto a las diferentes disciplinas de energía que existen en el país”.

 

PARA SIXTO AMARILLA, LAS ENERGÍAS RENOVABLES DEBEN SER TEMAS CRUCIALES

 


Ingeniero Sixto Amarilla.

Por su parte, el ingeniero Sixto Amarilla, presidente de la ANDE manifestó que “uno de los objetivos principales del sector de energía es el de promover el desarrollo sostenible y competitivo del país, priorizando la diversificación de la matriz energética, a fin de asegurar el abastecimiento de la demanda de energía en forma eficiente y eficaz”.

 

También aclaró que “las energías renovables deben ser temas cruciales, no sólo de las políticas energéticas del Paraguay, sino fundamentalmente de una estrategia de desarrollo que deberá beneficiar principalmente a los paraguayos en situación de pobreza”, al mismo tiempo que ”el desarrollo de las energías renovables en el Paraguay es un reto que requiere de la participación y concurso de diversos actores, tanto de instituciones públicas como de empresas privadas, universidades, centros de estudios de investigación, agencias de cooperación, organismos multilaterales y toda la sociedad civil” puntualizó Amarilla.

 

“Es de suma importancia que se instale en la sociedad la idea de desarrollar todos los aspectos relacionados a las energías renovables”  finalizó el ingeniero Sixto Amarilla.

 

EL “OBSERVATORIO” DEBE SER UNA HERRAMIENTA EN TORNO A LAS ENERGÍAS RENOVABLES

 

Para Alberto Di Liscia, representante acreditado de la organización de las Naciones unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), “la promoción de las energías renovables representa una prioridad absoluta y cada vez mayor en mi agencia y en su trabajo, en la lucha contra el cambio climático, la promoción del desarrollo sustentable y el combate a la pobreza”.

 

En otro momento observó que propusieron a la ONUDI “a crear un mecanismo idóneo para promover las energías renovables en la región, es ahí entonces que surge esta idea de generar un observatorio regional sobre las energías renovables para nuestros países” y agregó, “esta propuesta de cooperación técnica que en ese entonces pergeñamos, persigue incrementar las inversiones que se realicen en nuestros países para apoyar el desarrollo de las energías renovables y que estén orientadas a un uso productivo, y que a partir del desarrollo de nuevas tecnologías o la aplicación de nuevas tecnologías permita brindar asistencia en todo lo que tenga que ver en el uso productivo de estas nuevas fuentes de energía que se generen”.

 


Alberto Di Liscia.
Recordó además la participación paraguaya en el Foro Global de Energías Renovables, en León, México, en el que se discutieron el potencial de las energías renovables, como fuentes alternativas de energías a nivel global, el acceso, la transición hacia una economía básica en el uso del carbono, las aplicaciones industriales, el futuro de los bio-combustibles y la promoción de inversión en energías renovables.

 

Informó igualmente que “se resolvió que en forma pro tempore, Itaipu sea la institución anfitriona del Observatorio, facilitando de esta forma toda una infraestructura física y logística donde ubicarlo, los equipos, las comunicaciones, toda la asistencia que hace falta para que pueda comenzar con su funcionamiento, por lo que Itaipu a asignado por resolución de la dirección general, un funcionario específicamente a la tarea de ser el punto focal o el gerente de operaciones de este Observatorio de Energías Renovables”.

 

En otro punto sigue Di Liscia, “entendemos entonces desde la ONUDI, que el observatorio debe ser una herramienta que permita ayudar en el proceso de articulación y convergencia de las políticas en torno de las energías renovables del país, en este sentido nuestra iniciativa bien puede transformarse en un espacio para intercambio y búsqueda de información, el análisis de ésta, y generar diálogos sobre políticas publicas en las diversas áreas, para que de esta forma se pueda promover y estimular, la inversión y el uso de las energías renovables en el sector privado y también debatir estos temas en los sectores académicos que así lo entiendan”.

 

“Desde la ONUDI estamos confiados en que este encuentro de Paraguay, permitirá terminar de acordar entonces una hoja de ruta que deberemos seguir y sobre la cual avanzar en la implementación de las actividades del Observatorio de Energías Renovables a nivel nacional, con la activa participación y compromiso de todos los sectores involucrados. Muchísimas gracias y mucha suerte entonces con este Observatorio Nacional sobre Energías Renovables” finalizó el representante acreditado de la organización de las Naciones unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI).

 

MATEO BALMELLI: “ES EL CAMINO QUE NOSOTROS TENEMOS QUE SEGUIR”

 

A su vez el director general paraguayo de Itaipu, Carlos Quinto Mateo Balmelli, dijo que “la energía renovable es la única energía sustentable que existe, más allá de las características de ser accesible, admitible, amigable al medio ambiente, de menor costo en algunos casos, en otros casos no, en las que se están ahora investigando, pero ese es el camino que nosotros tenemos que seguir”.

 

Refirió que “es de fundamental importancia la promoción y el uso de energías renovables para incentivar la industrialización, el progreso económico y la inclusión social”.

 


Carlos Quinto Mateo Balmelli.
“Necesitamos apostar hacia el futuro, necesitamos energía limpia, barata, nosotros Itaipu con el Gobierno Nacional estamos comprometidos en elaborar una agenda política que busque la optimización la seguridad energética, la sustentabilidad, para ampliar y diversificar nuestra matriz energética”, dijo en otro momento Mateo.

 

Igualmente manifestó que ”estamos trabajando con los técnicos de la Itaipu Binacional, con el estudio del aprovechamiento para la utilización de las fuentes de energías renovables y también estamos en un gran proyecto que creemos que va a ser innovador y ejemplificador, creemos que va a tener otro tipo de externalidades, más allá de pretender resolver un problema medioambiental que es el problema de la basura, queremos también darle una solución integral al problema de la basura creando o construyendo ciudadanía en la República del Paraguay”.

 

Recalcó en otro punto que “tenemos que industrializar al Paraguay, tenemos que diversificar nuestra vocación económica, no vamos a poder resolver el problema social a través de como dije anteriormente, el modelo de sociedad pastoril, tenemos que asumir el desafío de la transición de una sociedad tradicional y pastoril a una sociedad moderna que optimice el uso y el consumo de la energía en general, en este caso energías renovables. Es de fundamental importancia que entendamos que el problema de las energías renovables significa la transformación de nuestro modelo de desarrollo económico y social, que depende de los actores políticos y sociales”.

 

Al finalizar su participación, Mateo Balmelli, dejó en claro que “las energías renovables exigen un proyecto de gobernancia, de gobernabilidad global, que nos fuerza, nos conduce a darle de nuevo valor a la ética y a la racionalidad en el acontecer político de nuestros pueblos, no podemos encarar un tema político, social, ambiental, tan complejo como es el de generar energía renovable sino su accionar político, el de los gobiernos, el de los ejecutores y diseñadores de las políticas públicas, no tiene una política que se compenetre y se funde en los valores de la ética y de la racionalidad”.