Institucional
Tamaño de la letra
15/04/2011
Postulantes a Becas del Bicentenario rindieron exámenes

Este jueves 14 de abril, fueron aplicadas las pruebas de lengua Castellana y Matemática para los postulantes a las Becas del Bicentenario, realizadas en 12 sedes.

El Comité de Selección confirió esta oportunidad a los postulantes, después de que el 3 de marzo de este año, ninguno de los 1.491 jóvenes preseleccionados entre los mejores alumnos egresados de la secundaria, pudieran completar el 80% del examen de capacidades elementales exigidas por el Ministerio de Educación y Cultura.

La jornada de hoy se realizó con normalidad en los locales de aplicación de las pruebas. En lugares como Paraguarí, Coronel Oviedo, Concepción, San Pedro (con dos locales), Misiones, Pilar, Ciudad del Este y Central, los postulantes rindieron las pruebas de matemática, que se aplicó durante la mañana y lengua castellana, a la tarde.

“La primera prueba de matemática tuvo tres horas de duración, con una hora de receso. Posteriormente, a partir de las 12:30 se inició la prueba de lengua castellana”, dijo Margarita Sanabria, coordinadora de la Unidad de Becas del Fundación Parque Tecnológico de Itaipu (FPTI).

Las pruebas son corregidas en el mismo día y según los organizadores para las 24:00 de esta noche, ya se tendrá el resultado. “Estamos esperando los resultados acá en Saturio Ríos. En este lugar, vamos a juntar todas las pruebas, que vayan llegando de los diversos lugares de aplicación. Y, recordando lo que fue la prueba de marzo, a las 22:30 se hizo la última entrega de respuesta. Así, una hora después ya teníamos los resultados”, recordó Sanabria.

Para la elaboración de la lista definitiva de adjudicados se tendrá en cuenta, además de la calificación obtenida en la prueba de hoy, la calificación de la media (Colegio) y el análisis socioeconómico. “La previsión es que para el miércoles santo, van a ser publicadas la lista de becarios Bicentenario 2011. Esperamos llegar al miércoles con una buena noticia”, adelantó Sanabria.

La adjudicación de las 500 plazas de las Becas del Bicentenario, es un interés primordial para la entidad. “Esperamos adjudicar las 500 plazas de las Becas del Bicentenario, de modo que los jóvenes, de lo que resta del año, entre en un curso preparatorio para la Universidad y que en el 2012, emprendan su carrera univesitaria”, explicó Margarita Sanabria.

Curso Propedéutico

El curso propedéutico es para propiciar un espacio de acompañamiento más personalizado, con refuerzos en áreas como la matemática y lengua castellana. Se prevé también la realización de seminarios para el desarrollo personal de los becarios y apoyar en el proceso de adaptación de los mismos, ya que deberán trasladarse de una región a otra, con nuevas situaciones de culturas y amistades diferentes, además de los factores propios de la vida universitaria, a diferencia de una experiencia de colegio, según reflexionó Sanabria.

“Se les va a dar seminarios de desarrollo personal y fuerte atención en matemática y lengua catellana, en base a los resultados de estas pruebas, que están preparadas según las capacidades elementales. De este modo, vamos a poder identificar los tópicos donde presentan más necesidades. El objetivo es que los becarios tenga éxitos en los cursos de ingresos en las universidades”, afirmó Sanabria.

En cuanto al tiempo que demandará el curso propedéutico, Sanabria señaló que el espacio educativo de refuerzo se iniciará en junio y se extenderá hasta fines de noviembre. “Van a trabajar ocho horas por día. Están las universidades que presentaron sus ofertas de cursos propedéuticos y la Itaipu a través de una comisión va a seleccionar las mejores propuestas”, profundizó Sanabria, al tiempo de insistir que los becarios “tienen que estar ocho horas al día pensando en su curso de formación de refuerzo académico”.

Un curso propedéutico prepara al estudiante para tener éxito en el momento del examen de ingreso. “Queremos que tengan éxitos en los cursos de ingreso. Las becas no les garantizan las plazas dentro de la universidad. Lo que sí les garantiza es el financiamiento de su formación. Pero no es que del curso propedéutico ya irá directamente a medicina, por ejemplo. El postulante tendrá que ir a jugarse y lograr una plaza en medicina, odontología o veterinaria”, aclaró Sanabria.

El adjudicado por la beca del Bicentenario, tendrá 6 meses de estudios propedéuticos y posteriormente deberá superar el examen de ingreso en algunas de las universidades. “Lo que vamos a hacer es preparles mejor, para que ganen las plazas en las universidades”, profundizó la experta.

“Es una primera experiencia en el modelo de concesión de becas de Itaipu. La decisión se tomó en función a un estudio que la Itaipu encomendó a una consultora. De este modo se reformuló, el modelo de becas. En el otro modelo, también ya se proponía dar un refuerzo académico, pero a la par del curso de admisión. Ahora bien, con posterioridad a la aplicación de la prueba de marzo, nos dimos cuenta que tenemos que darles antes el apoyo de refuerzo académico”, destacó Sanabria.

La aplicación de la prueba y la corrección de la misma, no está a cargo de Itaipu, sino de otras instituciones como el Ministerio de Educación y Cultura, así como la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción. “Todo el procedimiento de becas del Bicentenario fue un trabajo colaborativo con el MEC. Por ejemplo, en la aplicación de las pruebas, no está Itaipu. Es el Ministerio de Educación y Cultura con sus directores generales, directoras de nivel, con sus técnicos, son los que se encargan de las pruebas”, aclaró.

El papel de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción, es la de “apoyar en el procesamiento de la corrección electrónica de las pruebas para garantizar a cada postulante de que sus exámenes no están siendo afectados por ningún interés”, sostuvo Sanabria.

En cuanto a la situación presentada en la primera convocatoria para la aplicación de las pruebas, Sanabria refirió que muchos estudiantes necesitaron más tiempo de preparación para llegar a un buen nivel en el puntaje. “La decisión de volver a realizar ésta prueba, después de un mes de aquella primera aplicación, se debe al hecho de que hay chicos muy buenos. Ellos necesitan un apoyo, como el que queremos brindarles. Confiamos que tienen un potencial enorme. Necesitan oportunidades para desarrollar sus capacidades”, manifestó Sanabria.

Karen Rojas, jefa del equipo de evaluadores de Central y perteneciente al Ministerio de Educación y Cultura, manifestó que las pruebas fueron aplicadas por expertos, con amplia experiencia en aplicación de exámenes en Concursos Públicos de Oposición del Sistema Nacional de Evaluación del Proceso Educativo (SNEPE).

Rojas también comentó que, a diferencia de la otra prueba aplicada en marzo, se observó más la presencia y acompañamiento de los padres de los postulantes a las becas del Bicentenario 2011.

Estudiantes del Chaco

Teniendo en cuenta la vasta región chaqueña, con sus tres Departamentos, los postulantes de Presidente Hayes, Boquerón y Alto Paraguay, participaron en las pruebas aplicadas en el Colegio Saturio Ríos de San Lorenzo.

Según los organizadores, entre los postulantes, 12 indígenas se presentaron para las pruebas de hoy.

Los protagonistas

Con entusiasmo, se acercó al Colegio Saturio Ríos, Rut Yessica Martínez, oriunda de Capiatá. “Ojalá que salga todo bien. Me gustaría seguir medicina. Estoy segura que voy a pasar”, relató. Comentó además que la fórmula para dar un buen examen, es mantener la calma, “porque con nervios no hay que rendir”.

Juan Bautista Martínez, es de Mariano R. Alonso. Su pretensión es estudiar Ingeniería Industrial. “Gracias a Dios, que he podido salir mejor alumno tres años consecutivos. Ahora, el problema es que hay debilidad en la enseñanza. A los profesores también les falta más formación”, analizó.

Maida Leticia Tindel es de Pirayú y quiere estudiar enfermería o medicina. “Estoy confiada, no queda más que esperar los resultados. Siempre desde chiquita me gusto todo del ámbito de salud y siempre fui mejor alumna”, expresó Tindel.

La visión de las madres

La Sra. María González, de Fernando de la Mora, se acercó al Colegio Saturio Ríos, para acompañar a su hija María Laura, que piensa seguir medicina. Como madre, desea que su hija alcance el puntaje total para que siga su carrera en la Nacional. Ella tiene tres hijos y contó que su hija, desde el primer grado, obtuvo la nota 5.

Alicia Tindel vive en la compañía Tavaí de Pirayú. Es madre de María Leticia Tindel. “Estoy acompañando a mi hija. Ella se merece, porque se sacrificó mucho. Ella se preparó y le apoyé en todo”, dijo en forma emocionada.

En la compañía Aguayty, de Eusebio Ayala, Cordillera, vive Graciela Acosta. Acompañó este jueves 14 de abril a su hija Mariela López, quién desea estudiar ingeniería industrial. “Queremos que ella consiga la beca. Su padre está enfermo del riñón. Por eso, no tenemos posibilidad. Yo fui la donante y también sigo tratamiento. En la campaña trabajamos en la chacra”, manifestó Acosta.

Video
Una mirada a Itaipu Binacional
Audio
Porque el nombre de Itaipu. Explicación del Ing. Enzo Debernardi. Gentileza: Radio Ñandutí