La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Institucional
Obras en tramo Ju’i Rupa entran en su etapa final
Tamaño de la letra
08/02/2018

Las obras de mejoramiento vial en el tramo Ju’i Rupa (supercarretera), en Hernandarias, se encuentran ejecutadas en un 90%. Empleados de la Dirección de Coordinación de la ITAIPU, dependencia a cargo del proyecto, verificaron este miércoles el avance de los trabajos, cuya culminación se prevé para fines de febrero.

 

El objetivo de estas mejoras es brindar mayor seguridad a la ciudadanía, disminuir la cantidad de accidentes y facilitar el flujo del tránsito con la construcción de carriles adicionales.

El ingeniero Fernando Barúa, de la Superintendencia de Obras y Desarrollo (OD.CE), señaló que actualmente los trabajos se centran en la terminación de banquinas, del tipo ecológico (se utiliza césped sobre suelo estabilizado), de modo a proteger la calzada de la erosión y otorgar un ensanchamiento a la plataforma, aumentando la sensación de amplitud.

Según mencionó, el trabajo que se realizó fue bastante importante, incluyendo movimiento de suelo, terraplén y excavaciones, además del traslado de líneas aéreas de iluminación con columnas y líneas subterráneas de fibra óptica, que interferían en la ejecución de la obra.

“Ya concluimos igualmente la etapa de ejecución de drenajes, con ampliación de una alcantarilla celular existente en el punto más bajo, de 5 metros a ambos lados, y, posteriormente, pasamos a la pavimentación de ambos carriles de ascenso”, explicó el ingeniero Barúa.

Circulación de vehículos

“Comprende un total de 1.900 metros lineales, sumando ambos sentidos. Como valor agregado, en una longitud de 150 metros se ejecutó un fresado y recapado de 4 centímetros del pavimento antiguo, en todo el ancho, de modo a otorgarle características operacionales óptimas para la circulación de vehículos, en una zona inicialmente muy deteriorada”, agregó.

Fernando Barúa.

Refirió que durante la ejecución de la banquina, son colocadas las defensas, tipo “flex beam”, de material de acero carbono en frío, diseñadas de forma a amortiguar posibles impactos de los vehículos. Las mismas son instaladas con un ingenioso y veloz sistema, que incluye una máquina hincadora de postes, mientras los tramos horizontales son abulonados en serie.

Posteriormente, acotó que se entrará a la última fase, que consiste en la señalización vertical y horizontal de la calzada. Aumento de carriles

“En el tramo Ju’i Rupá aumentamos la capacidad de la supercarretera, de 2 a 4 carriles, y ordenaremos el tránsito evitando algunos giros a la izquierda en esta zona. Como hablamos de una obra de mucha importancia, en el tramo central tenemos previsto colocar unos tachones de grandes dimensiones, que estarían impidiendo las maniobras de adelantamiento en este tramo tan complicado”, precisó el ingeniero Barúa.

Por otro lado, recordó que realizar los trabajos en este punto conflictivo fue todo un desafío, atendiendo que fueron ejecutados en medio del tránsito vehicular. “Eso crea una situación de riesgo, por la amplia velocidad imprimida por los conductores, que fue mitigada por medio de banderilleros y un sistema de señalización con barrels, de última generación, en detrimento de los clásicos y obsoletos tambores”, añadió.

“La obra está dentro del plazo. Como mencioné anteriormente, hubo dificultades; sin embargo, los trabajos más delicados, correspondientes a la pavimentación, los realizamos los fines de semana, donde hay menos afluencia de tránsito, el volumen es más manejable y menores son las molestias a los usuarios, en caso de desvíos”, finalizó el representante de la OD.CE.