Institucional
Tamaño de la letra
14/01/2011
Itaipu presentó de Becas del Bicentenario

El director General de Itaipu, Gustavo Codas Friedmann; el coordinador de Becas de la Itaipu, Alfredo Ojeda y la coordinadora de Becas del Parque Tecnológico de Itaipu, Margarita Sanabria, dieron a conocer este 14 de enero, las Becas del Bicentenario ante representantes y rectores de universidades que tienen convenios con la Itaipu.

Las Políticas de Gobierno delineadas a través del Ministerio de Educación y Culto (MEC) apuntan a la construcción de una Política de Estado en busca del mejoramiento de la calidad de la educación universitaria. La Itaipu Binacional, respondiendo a esos delineamientos, ha replanteado su inversión en ayudas para cursos de grado bajo el nombre de “Becas del Bicentenario”, que plantea una asistencia integral para estudiantes que reúnan los criterios establecidos.

Gustavo Codas explicó que el MEC remitió una carta en donde destaca su preocupación por la alta deserción de los becarios hasta el 2010 ( 42% en total) , debido al agobio económico, la falta de apoyo y la baja calidad de la oferta académica.

La misiva destaca el rol del Estado y reclama que las formaciones de los becarios sean en instituciones que den cuenta de su calidad y de su responsabilidad social. En este aspecto, la entidad apoyará la inscripción en instituciones cuyas carreras estén acreditadas, o en proceso, ante la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior.

“Con estas directrices nos hemos propuesto que nuestro programa de Becas se desdoble en dos campos: 1-El compromiso con las becas ya concedidas que son 6.600 alumnos en 38 universidades. Itaipu va cumplir con estos compromisos hasta que el último de estos alumnos culmine sus estudios. 2-El nuevo programa de becas apunte a ayudar en forma integral al estudiante y, por su vez, ayude en el mejoramiento de la calidad de la educación superior”, señaló Gustavo Codas.

Estudio reveló fragilidad del sistema educativo

Alfredo Ojeda, coordinador de la Unidad de Becas realizó un historial de las becas entregadas por Itaipu y explicó que, según los resultados de los estudios, un 42% de los estudiantes perdieron el beneficio por diferentes razones.

“Podemos decir que hasta noviembre, lo que nosotros tenemos como becados activos de la Itaipu Binacional: de 1.000 becas entregadas en el 2006, 508 siguen en el programa; del grupo de 2007, de 1.000, hoy sólo 624; de los 1.500 beneficiados en el 2008, sólo 907 siguen sus estudios; del grupo del 2009, año en que se entregó 2.800 becas, hoy siguen en el programa sólo 1656 alumnos. En el 2010, fueron entregadas 3.100 becas, todavía estamos esperando los informes de las universidades para saber cuántos realmente quedan de ese grupo”, señaló Ojeda.

“El estudio reveló algunas cosas, la fragilidad del sistema educativo y cómo los jóvenes no están preparados para enfrentar la vida universitaria. Y también la necesidad de las familias carenciadas de poder solventar los gastos del estudio. Hasta el año 2008, la participación de las universidades en esa beca era el 25%; desde el 2009, las universidades aportan el 40%. El estudio realizado fue elaborado después de consultar a 996 alumnos que perdieron sus becas. Ellos respondieron un cuestionario de 60 preguntas.

“Los jóvenes también manifestaron que en las universidades, no hay bibliotecas, no tienen acceso a Internet para realizar sus trabajos prácticos”, señaló Ojeda al tiempo de plantear que fue a partir de este estudio que se reformuló el reglamento de becas, teniendo en cuenta la Carta del Ministerio de Educación y Culto y la preocupación del gobierno de formar jóvenes y profesionales con excelencia y con alto compromiso social.

Propuesta

Margarita Sanabria, de la Unidad de Becas del Parque Tecnológico de Itaipu explicó sobre la propuesta de convocatoria de Becas del Bicentenario para el 2011. “Por un lado, las becas son integrales, dejan de ser una simple ayuda para estudiar, sino que crea condiciones integrales para acceder a la educación universitaria. Entonces, además de cubrir los costos de admisión, de matrícula, cuotas, aranceles va a cubrir cursos de refuerzo académico y de desarrollo personal, tutorías, alojamiento, alimentación, transporte. Un dinero dos veces al año para compra de ropa; dinero de bolsillo, dinero para compra de materiales educativos, atención de la salud, a través de un convenio con el ministerio de Salud”, acotó.

“Los destinatarios del nuevo programa universitario “Becas del Bicentenario”, son egresados de la educación media -promoción 2010- de instituciones educativas de gestión oficial exclusivamente (colegios públicos); promedio de calificación igual o mayor a nota 4; que sean ciudadanos paraguayos que residan en el país; que demuestre que son provenientes de familias de escasos recursos económicos; interesados en las carreras seleccionadas en este programa; que aprueben una prueba selectiva de Lengua Castella y Matemática, conforme a las competencias nacionales esenciales, básicas, elementales que el Ministerio de Educación y Cultura establece para los egresados de la Educación Media y que estén dispuestos a trasladarse para residir en el lugar de asiento que la Itaipu le asigne”.

“Las áreas seleccionadas para las Becas del Bicentenario son Ciencias de la Salud: con las carreras de Medicina, Enfermería y Odontología; Ciencias de Ingeniería: con las carreras de ingeniería civil, ingeniería industrial, electromecánica, electricidad e ingeniería química. Y Ciencias Agropecuarias: con las carreras de agronomía y veterinaria”, añadió.

Hasta el año 2010, los dos criterios para postular por una beca eran la de promedio de calificación final de educación media y la situación socioeconómica. Ahora, se incorpora un mecanismo de preselección además de estos dos criterios para ingresar al proceso de pruebas selectivas de lengua castellana y matemáticas. “Los estudiantes que acumulen el mayor puntaje de la sumatoria de estos tres criterios de promedio de calificación, situación socioeconómica y resultados en las pruebas de matemática y lengua castellana, serán beneficiarios”, explicó Sanabria. La condición socioeconómica tiene diez indicadores para la evaluación. Hay un primer momento en el formulario, que será constatada por trabajadores sociales una vez postulados.

Las becas serán administradas por el Parque Tecnológico de Itaipu, bajo la fiscalización de la Itaipu Binacional. Participarán del proceso de selección: representantes de la Dirección General de Itaipu, MEC, Consejo Nacional de Becas dependiente de la Secretaría Técnica de Planificación, Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, CONACYT, PTI. “Apunta a la calidad de la enseñanza”

“Es un programa muy atractivo, apunta a la calidad de enseñanza, de la elevación del nivel de la educación superior. Quizá el programa de selección de carreras debería de ser ampliado, sobre todo en áreas que son muy sensibles. De acuerdo a la Constitución paraguaya, el desarrollo de las universidades tiene que estar orientado al desarrollo nacional. Directrices del gobierno: Salud, ciencia agropecuarias y carreras de modalidad de ingeniería; pero dentro de esas áreas hay algunas de modalidades muy sensibles, las áreas informáticas que tiene que ver con la globalización y el mundo de hoy y que tienen que ser incluidas”, explicó Mario Paz, representante de la Universidad de la Integración de las Américas, UNIDA.

“Es una buena inversión”

“Creo que este programa es excelente. Hay que apuntar a la educación, hay que dar oportunidad a todos, hay gente maravillosa con gran potencial y a veces no tiene recursos. Por lo tanto, me parece que es una buena inversión de Itaipu. Vale la pena hacerlo y hacerlo de la mejor manera posible, ojalá sea de la forma más incluyente posible, e incluya también becas internacionales. En el caso de la Universidad de San Carlos tiene convenio con cuatro universidades de Europa. Tenemos admisiones para alumnos porque hay cosas que tenemos que aprender de afuera como la biotecnología y hablamos de que sea incluida además la Producción Animal, porque en el mundo hay una crisis de alimento y Paraguay puede incursionar en la producción de origen animal y vegetal”, señaló Ronaldo Dietze, rector de la Universidad de San Carlos.

“Es una propuesta ambiciosa”

“Es una beca que busca por sobre todas las cosas la excelencia, ahora también caemos en un círculo de exclusión, principalmente del interior, por lo que deberíamos realizar un estudio mucho más profundo. Es una beca muy ambiciosa, el problema es que la clasificación no se hace a nivel de estudiante, sino a través de las universidades. En nuestro caso, tenemos tres años de vida como institución y no estamos aún acreditados”, señaló el Pablo Martínez, Universidad Nacional de Caaguazú.

“El presupuesto nacional en Educación es una de las más bajas de la región si se considera el porcentaje del Producto Interno Bruto recomendado para la inversión en educación. Itaipu puede ayudar al desarrollo de políticas públicas, pero no puede cumplir el rol del Estado. Un Estado que no cobra impuestos no puede invertir en Educación”, fueron algunas reflexiones que surgieron en la reunión.

Video
Una mirada a Itaipu Binacional
Audio
Porque el nombre de Itaipu. Explicación del Ing. Enzo Debernardi. Gentileza: Radio Ñandutí