La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Medio Ambiente
Itaipú presenta soluciones en el 5º Foro del Agua
Tamaño de la letra
23/03/2009

Itaipú Binacional les presentó a los participantes del programa HELP (Hidrología para el Medio Ambiente, Vida y Política, en inglés), de la Unesco, soluciones de geoprocesamiento en software libre, que está desarrollando para la gestión de cuencas hidrográficas. El asunto fue tratado por el superintendente de Energías Renovables de Itaipú y coordinador del Centro Internacional de Hidroinformática, Cícero Bley, en Estambul, en Turquía, durante el 5º Foro Mundial del Agua. También compareció al encuentro el coordinador del CIH por Paraguay, Pedro Domanickzy.  

 

Según Bley, el geoprocesamiento ganó destaque en la programación del foro, porque en la gestión de recursos hídricos hay una percepción generalizada de que es necesario decodificar el mundo real en datos fácilmente accesibles dentro del mundo virtual.

 

“A partir de ahí, los gestores pueden tomar decisiones definitivas sobre qué hacer y cómo hacerlo”, afirmó el coordinador del CIH, que le habló a una audiencia de casi 50 especialistas del área de recursos hídricos, principalmente de Asia, África y América del Norte. “Hicimos un excelente contacto con Tailandia”, destacó.

 

La principal herramienta presentada por Bley es un software creado por Itaipú que permite un diagnóstico preciso de la situación ambiental de cada propiedad rural de una cuenca hidrográfica. La metodología le interesó a la Unesco, que en alianza con la binacional creó el Centro Internacional de Hidroinformática, para difundir la tecnología hacia otros lugares de América del Sur, dando soporte al Programa Hidrológico Internacional, principal iniciativa internacional destinada a la preservación del agua y que es capitaneada por la Unesco.

 

En la evaluación de Bley, la 5ª edición del Foro Mundial del Agua presenta una gran evolución con relación a la edición anterior, de México, en 2006. Evolución que no sucedió sólo con relación al número de participantes y de países, sino también con relación a la visibilidad del evento y a la amplitud de las propuestas.

 

“Muchas cosas que parecían utopía en 2006 se están concretando, como la posibilidad de transformar el agua en un protocolo, a ejemplo de lo que se hizo con la atmósfera en Kioto. Lo que está muy fuerte también es la visión de los usos múltiples del agua, para la producción de alimentos, como fuente de energía y factor de bienestar social.”