Responsabilidad Social
Tamaño de la letra
01/09/2010
Itaipu firmó convenio con 38 universidades

Un total de 31 universidades privadas del país y 7 Universidades Nacionales firmaron convenio con Itaipu Binacional en el marco del programa de becas de grado que la entidad otorga a jóvenes anualmente desde el 2006. Rectores y autoridades de las 38 universidades participaron hoy de una reunión convocada por el Licenciado Alfredo Ojeda, encargado del Departamento de Becas de la Itaipu en la Sede de Asunción.

En el encuentro compartieron la visión institucional sobre las becas, Gustavo Codas Friedman,  director General Paraguayo; Rubén Brasa, Director Técnico; Pedro Mancuello, director de Coordinación Ejecutiva; Constancio Mendoza, director Administrativo y los consejeros: Franklin Boccia, Osvaldo Román Romei; Carlos Alberto González, Efraín Enriquez Gamón.

El programa de becas tiene un presupuesto este año de 7.470.000 US$ aproximadamente y prevé 450 nuevos profesionales que egresarán de diferentes universidades. En el año 2010, fueron adjudicadas 2800 becas de  cerca de 6 mil jóvenes que presentaron su postulación.

La Itaipu Binacionalademás posee programa de becas para postgrados tanto nacionales como internacionales. Existen convenios de Itaipu con universidades de Canadá, Estados Unidos y  España.

Nueva visión de Itaipu sobre las becas
El director General de Itaipu, Gustavo Codas explicó la importancia de la nueva visión de las becas a partir de este año. “En el 2010 se ha introducido un criterio muy importante que es el de priorizar carreras que el Paraguay necesita para su desarrollo, además de los criterios de excelencia de los alumnos y alumnas, de los criterios de condición social y otros que ya estaban presentes”, expresó.
Aclaró que la Itaipu Binacional responde a las políticas públicas de Estado que son impulsados por este gobierno y rescató que las becas son de vital importancia si se piensa en el desarrollo nacional. Codas Friedmann recordó el papel que cumplió un programa de becas en el siglo XIX durante el gobierno de Carlos Antonio López (1844-1862) en el desarrollo nacional. El Paraguay fue la primera potencia y polo de desarrollo de América Latina en esa época

“Si en el siglo XIX un gobernante paraguayo tuvo esa visión tan estratégica, es más que obligación que hoy pensemos en la educación de los jóvenes vinculado a la transferencia de tecnología; a la apropiación hacia el Paraguay, con la tecnología, con el saber, desde las ciencias, desde las humanidades”, refirió. 

Criterios de selección
En la reunión también estuvieron presentes, representantes de la Secretaría Técnica de Planificación y el Ministerio de Educación y Cultura, mediante el viceministerio de la Juventud y representantes del Parque Tecnológico de Itaipu. Estas instituciones se encargaron de elaborar el criterio de otorgamiento de las becas del 2010. Sin embargo, este año se está trabajando en políticas institucionales de tal forma a abordar con mayor atención el contexto de los becarios y pueda mejorarse al máximo las condiciones para que las becas sean aprovechadas correctamente. 

Evaluación y Devolución
Gustavo Codas Friedmann anunció que la Itaipu Binacional contrató una empresa consultora especializada en evaluación para obtener datos sobre el conjunto de becarios actuales. “Esperamos que esos datos estén disponibles en un plazo relativamente corto y podamos trabajar sobre ello en la próxima reunión”, dijo el titular de Itaipu.

Uno de los desafíos para el programa de becas es el de retorno social, que los becados deben realizar a la sociedad. “Estas becas son una inversión que el Estado Paraguayo realiza. Parte del contrato y del compromiso debe ser la devolución como estudiantes y como profesionales. Es una dimensión que estaba faltando al programa”, explicó.

Otra de las preocupaciones surgidas en evaluaciones previas refiere a los alumnos de escasos recursos de regiones dónde no existen instituciones de enseñaza superior. “A pesar de los criterios que se han colocado, de región, de condición social, muchas veces esos alumnos son perjudicados, porque la beca que reciben no son suficientes y en caso de que quieran estudiar, sólo pueden hacerlo si tienen parientes o amigos que les ayuden en la ciudad capital del departamento o del país”, dijo Gustavo Codas Friedmann.

Universidades aportan 40% de costos
En la actualidad, las universidades aportan el 40% de los costos de inversión por alumno becado. Esta disposición de compartir la inversión con la Itaipu Binacional se dio a partir del 2008, cuando las universidades privadas se comprometieron a costear el 25%  en respuesta a los reclamos de alumnos de la universidad pública, quienes sostenían que invertir en universidades públicas facilitaría el acceso a más personas por la misma inversión que se realiza por cada alumno en una universidad privada.

“Problema de educación, problema de todos”
El consejero Carlos Alberto González reflexionó sobre las manifestaciones de los rectores, quienes reiteraron que uno de los problemas comunes de los alumnos, es que llegan de la secundaria con un nivel muy bajo de preparación.

"Estos problemas que se mencionan no son exclusivos de los becarios, son  problemas de todos los alumnos, y eso lo podemos ver los profesores que tenemos cátedras en los primeros cursos, en la propia universidad católica”, expresó.

En ese sentido, Carlos Alberto González celebró la reunión con los rectores y dijo que de encuentros como estos puede surgir un abordaje a la problemática. “Porque esto no es un tema que se resuelva con una medida que tome Itaipu o tomen las universidades, evidentemente es un problema nacional”, refirió.

“El problema es estructural”
El doctor Efraín Enriquez Gamón, consejero de Itaipu también aportó al debate sobre el nivel de formación y explicó que como profesor de universidad pública y privada se ha encontrado con el problema del bajo nivel. Sin embargo, también reflexionó sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje. “Existen tres momentos en el proceso de enseñanza aprendizaje: El conocimiento, el entendimiento y la internalización. A veces, nos olvidamos de esto a la hora de aplicar la didáctica y la pedagogía”, refirió Efraín Enriquez Gamón.

 

“Un aporte al país”
El consejero de Itaipu Franklin Boccia participó de la reunión y rescató la importancia del trabajo que se plantea con los rectores de las universidades.

“Hemos impulsado desde el día que entramos acá el tema de las becas, nos parece una de las ayudas más importantes que Itaipu Binacional hace al país con los gastos socioambientales. Creemos que los 5 mil becarios actuales y los 50 que están en el exterior, van a hacer un aporte muy importante para el país”, refirió.

“Universitarios bien formados”
“Lo más importante de cualquier emprendimiento es el feedback, la realimentación, en ese sentido esta reunión permite verificar cómo está el proceso de las becas, cómo está funcionando, cuál es la percepción de las distintas universidades donde tenemos becarios, de tal manera que se logren los objetivos que queremos con el programa, que es tener profesionales universitarios bien formados que contribuyan dentro del proceso de desarrollo nacional”, explicó el consejero Román Romei.

Responsabilidad compartida con Itaipu
“Todas las universidades tenemos nuestro convencimiento de Responsabilidad Social empresarial. En ese sentido, prácticamente estamos financiando mitad y mitad las becas, por eso, para nosotros es importante la visibilidad y solicitamos que digan que es una beca de Itaipu con las universidades”, Ingeniero Luis Alberto Lima, rector de la Universidad del Cono Sur de las Américas, UCSA.

Andrés Benkö, rector de la Universidad Americana, compartió la misma idea y valoró la reunión en el sentido de permitirse reflexionar sobre lo que necesita el país. 

“Necesitamos premiar el centro de investigación, los temas de investigación y publicación son una de las debilidades como país”, dijo el responsable de la Americana.

Washington Torreami de la Universidad Privada Da Vinci explicó que  como docentes en el interior observan muchas dificultades con jóvenes que estudian con poquísimos recursos. Subrayó la necesidad de conseguir financiamientos para proyectos de investigación en la universidad. “En ese sentido, trabajamos el área ambiental y nos gustaría cómo podemos trabajar juntos”, expresó.

Manejo de indicadores
“Nuestro país está adherido a una de las potencias más importantes del mundo, como lo es Itaipu Binacional. Como Don Carlos A. López nos interpela a afirmar nuestra identidad en un futuro muy cercano, debemos  potenciar en nuestros jóvenes los valores de democracia y de libertad y de interdependencia internacional”, dijo Sanie Romero de Velázquez, de la Universidad Iberoamericana, UNIBE.

“Me parece oportuno y conveniente que las universidades podamos manejar datos precisos: cuáles son las proyecciones del país dentro de 10 años; cuáles son las profesiones que están ausentes o que son necesarias; cuáles son los puntos en los que esas profesiones deben ser ubicadas. Señalo estos datos: se necesitan 5 mil  enfermeros en estos momentos, estamos con carencias en ese rubro. En el sector educativo, la demanda en el nivel medio de áreas de licenciatura en matemática y castellano apenas cubrimos. ¿Cuáles son las principales causas de deserción de los alumnos: justamente la falta de comprensión lectora y el razonamiento lógico- matemático? Una vez que tengamos esos datos, necesitamos hacer saber a los jóvenes qué es lo que hace falta en el país, una profesión que le va a llevar a una oportunidad laboral”, agregó.

Evitar frustración
El rector de la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción, Monseñor Doctor Michel Marce Gibaud Westermans, llamó la atención sobre el problema de la educación media y expresó que las becas muchas veces terminan frustrando a los estudiantes que vienen del interior con buenísimas calificaciones y luego no pueden mantener el promedio en el primer año por la baja formación. En ese sentido, el rector recomendó que la Itaipu tomé en cuenta las condiciones de los becados que vienen del interior y la necesidad de que se replanteé desde el Estado la calidad de la educación secundaria.

Por su parte, Clarito Rojas Marín, rector de la Universidad Nacional de Concepción agradeció la iniciativa de la Itaipu de convocar a los responsables de las casas de estudios existentes en el país. “En oportunidades anteriores, este paquete de becas creaba mucha confusión, cruzadas de norte a sur de rectores, padre de familia y beneficiarios. Hoy se hace un alto y se intenta hacer una suerte de evaluación por primera vez. Me gustaría que se vuelva a revisar los criterios de prioridad y que además de salud, se tenga en cuenta las carreras de producción,  de ciencias agrarias y educación, ya que si cuestionamos la educación secundaria, quizá es porque debiéramos invertir en la formación de quienes optan por esas carreras”, explicó.

María Elena Piscolla, de la Universidad del Pacífico explicó que coincide con que muchos de los becados se “frustran, debido a la poca prelación con el que ingresan a la universidad”. Por otro lado, señaló que existen carreras superpobladas como la de Derecho, que según las últimas estadísticas tiene 28 mil alumnos que pretenden ser abogados.

Audio
Porque el nombre de Itaipu. Explicación del Ing. Enzo Debernardi. Gentileza: Radio Ñandutí