La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Grupo Rio Tinto Alcan quiere invertir en el país
Tamaño de la letra
19/03/2010

El director General  paraguayo de Itaipu, Gustavo Codas, asistió ayer jueves 18 de marzo, a la reunión del Equipo Económico del Gobierno con los representantes de la multinacional Río Tinto Alcan, en el Palacio de Gobierno. La empresa canadiense quiere construir una planta de fundición de aluminio con una inversión global de 2.500 millones de dólares en Paraguay.

   

La delegación  de Rio Tinto Alcan, se reunió con Fernando Lugo, para tratar sobre  la construcción de una planta de fundición de aluminio en el suroeste del país, cerca de las hidroeléctricas, por el volumen de energía que necesitará para su funcionamiento.

      

Esta no es una negociación simple, ni fácil y el gobierno nacional está conformando un equipo negociador, constituidos por varios ministerios y entes que están involucrados en este tema. Itaipu Binacional es parte de este equipo, como un ente de apoyo para el gobierno nacional, en la realización de las negociaciones”, expresó Codas.

   

También comentó que la empresa canadiense está instalando una oficina en Asunción, para la negociación con el gobierno, ya que existe una serie de aspectos de todo tipo, como infraestructura, contratación de energía, logística, cuestiones tributarias, que deben ser negociados a lo largo del 2010.

   

Afirmó que una de las negociaciones con el gobierno, sería la contratación de energía a largo plazo y tanto el gobierno cómo la empresa, necesitan tener cálculos convenientes   de acuerdo a cada clausula de contratación que se va a realizar.

   

Es una empresa que se si instala va a consumir lo equivalente a un más de una turbina de Itaipu, es por eso que necesita de un contrato a largo plazo y cierta estabilidad en el mismo, ya que sería una inversión muy grande

   

No obstante, aclaró que la binacional que está a su cargo, está en condiciones de ofrecer la energía al Grupo Rio Tinto, en el caso de que sea energía sea de Itaipu, puesto que todavía no se sabe donde se va a localizar, en Encarnación o Ciudad del Este.

   

En el caso que sea con energía de Itaipu, estamos en condiciones de brindar ese requerimiento, incluso el tratado de Itaipu, permite que el Paraguay tome la energía directamente de la usina para este tipo de emprendimiento”.

   

Según lo expuesto en la reunión, la multinacional entraría en la fase operativa en el 2016, con una inversión global de 2.500 millones de dólares. A su vez la empresa generará la creación de mil puestos para operarios y a nueve mil en forma indirecta.