La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Energía
Energía renovable exige tiempo e inversión
Tamaño de la letra
21/05/2008

Por una parte la obtención  de energía por medio de una tecnología ampliamente desarrollada, lucrativa y difundida en todo el planeta, pero que involucra contaminación, exclusión y permanece bajo el estigma del agotamiento inevitable. Por otra parte, proyectos incipientes que exigen inversiones a largo plazo y aún enfrentan resistencias, pero capaces de producir una energía que se renueva, es limpia y capaz de, descentralizando la producción, hacer que la electricidad llegue donde aún no está.

 

La antítesis entre los combustibles fósiles y las fuentes renovables de energía, opciones separadas por un abismo inducido sobre todo por la ley de mercado, tomó cuenta de la última mesa redonda realizada en la tarde del lunes, 20, en el Foro Global de Energías Renovables, en el Hotel Bourbon Cataratas, en Foz do Iguaçu.

 

Moderado por Rodney Smith, presentador del programa de radio “World Business Review”, de la red británica BBC, el debate con el tema “Condiciones de mercado para la energía renovable versus combustibles fósiles” tuvo como hilo conductor la evaluación de los obstáculos que impiden o dificultan la difusión de las energías renovables frente a una competencia muy poderosa: el combustible originado del petróleo, carbón o gas natural. 

 

Durante las discusiones, muchos puntos en común. Ellos defendieron un cambio radical en la forma como la producción de energía es tratada por los países más desarrollados, justamente “los mayores responsables por los cambios climáticos en el planeta”, de acuerdo con las palabras del austriaco Herbert Greisberger, secretario general de la Asociación Austriaca para la Tecnología y el Medio Ambiente (ÖGUT). “Existen límites para la explotación de los combustibles fósiles. La escasez de petróleo, por ejemplo, va a existir. Es sólo una cuestión de cuando va a ocurrir”, alertó.

 

Como alternativa, propuestas para aumentar la inversión en investigaciones de energías renovables; estimular la cooperación internacional; y mejorar las oportunidades de acceso a nuevas opciones energéticas. Las conclusiones adquirían tonos de apelación. “La mala noticia es que todo esto es un trabajo de largo plazo. Pero el modelo actual no se sustenta y necesita cambiar. De manera que este no puede quedarse”, afirmó Nebojsa Nakicenovic, del Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados (Iiasa).

 

El secretario regional para América Latina y el Caribe de la red Energía Renovable y Eficiencia Energética (de la sigla en inglés REEEP), Fábio Rosa, defendió además cambios en las leyes que regulan la explotación energética, que, según él, se parecen mucho entre un país y otro. “Esto genera modelos que pasan a ser multiplicados mundialmente”, dice. De acuerdo con él, para comenzar a poner la tecnología de la energía fósil frente a frente con la renovable, es preciso, primero, tener nuevos modelos de regulación, de negocio y de financiación.

 

Participaron además el ghanés Abeeku Hammon, ex director del secretariado del GVEP (Global Village Energy Partnership) y rector de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Agrícola, de Gahna, y Raúl Sendic, presidente de la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap), de Uruguay.