La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Sala de Prensa
En el corazón de Itaipú: la pureza del agua
Tamaño de la letra
30/03/2009

Si hay una palabra que resume el trabajo del técnico Norberto Guillermo, esta palabra es ‘versatilidad’. “Para nuestra función, necesitamos entender de mecánica, electricidad y hasta de química”, confirma. Y es con versatilidad que él y un equipo de la SMMU.DT cumplen su función en la parada de la U07: garantizar la pureza de un agua bastante especial.  

 

El sistema de agua pura de la planta se usa en el enfriamiento de las barras estatóricas – aquellas 1.008 barras de 4 metros que circulan el estátor.

 

Son 168 circuitos que enfrían un conjunto de seis barras cada uno. “Es como una casa con 168 grifos”, ilustró Norberto. Todos estos grifos llevan el agua especial al estátor.

 

El agua recorre, entonces, el interior de las barras estatóricas, cambiando calor y contribuyendo con el enfriamiento del generador. De allá, los 168 ‘grifos’ vuelven por una misma tubería al tratamiento, en la cota 98, completando el ciclo. Se la enfría a través de un sistema cambiador de calor y hace su función al interior de las barras estatóricas.

 

En el mantenimiento de la U07, el equipo de Norberto hizo una revisión general en el sistema de agua pura. Se sustituyeron piezas de la bomba y del motor que llevan el agua a las barras y se hizo una limpieza en los cambiadores de calor.

 

Pura y útil

 

El agua pura no tiene este nombre sin motivo. Especial, ella tiene controlados los niveles de conductibilidad eléctrica, para evitar condiciones eléctricas indeseables en el generador; y el Ph, para impedir la corrosión de las barras.

 

Inicialmente el agua pasa por un tanque con resinas que retiran sales minerales y reduce la conductibilidad. El agua sigue a otro tanque, donde pasa por una resina preparada con hidróxido de sodio (soda cáustica) que le retira la acidez.

 

El agua está lista para seguir por los ‘grifos’ de la unidad generadora.