La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Sala de Prensa
En el corazón de Itaipú: el eje de la turbina
Tamaño de la letra
25/03/2009

Los turistas que realizan la visita especial se impresionan con el girar constante del eje de la turbina. Pero, en la máquina 07, el eje está parado y bien trabado.  

 

Por allí, el equipo de la Técnica se empeña en el mantenimiento del sistema regulador de velocidad, dando continuidad a la inspección cuatrienal de la unidad generadora.

 

Se desarmaron los dos servomotores y se retiró uno por uno los 24 cojinetes intermedios, piezas que quedan entre las paletas y el aro de operación, impidiendo que el agua de la caja espiral suba hasta la tapa de la turbina. Calma, son muchos términos técnicos para poca explicación. Como el personal de Mantenimiento, vamos por partes.

 

El sistema mantiene constante la velocidad de rotación de la turbina, garantizando la calidad de la energía de Itaipú. O sea, siempre en la frecuencia de 50 o 60Hz, dependiendo de la unidad generadora. Pero ¿cómo ocurre esto? Quien nos explica es el técnico especializado Gilvan de Souza, de la SMMU.DT, responsable por el mantenimiento mecánico del sistema regulador de velocidad.

 

Según Gilvan, es el sincronismo de varias piezas que mantienen la velocidad constante. Son dos poderosos brazos hidráulicos – los servomotores – de 10 toneladas cada uno, que giran un aro de operación de 80 toneladas. Este aro se conecta a 24 paletas (siete toneladas cada una, no pierda la cuenta), localizadas entre la rueda de la turbina y la caja espiral. El abrir y el cerrar de estas paletas lleva mayor o menor cantidad de agua de la caja espiral a la rueda de la turbina. ¡Ufa! ¿Consiguió usted acompañar la explicación técnica hasta aquí? Pues hay más.

 

Un fuerte abrazo

 

Para girar el aro, como un DJ lo hace con un disco de vinilo, los brazos hidráulicos de los servomotores ejercen una fuerza de 700 toneladas. Números grandiosos y una precisión de milímetros. El movimiento exige una gran cantidad de aceite: 15.000 litros almacenados en tres reservorios y en otras tuberías del sistema. El aceite pasó por un proceso de filtrado y se inspeccionó los reservorios.

 

El sellado de los servomotores, para impedir que todo este aceite se vacíe, también pasa por cambios. “El sistema de sellado original es de la década de los años de 1980”, dice Gilvan con un arco de goma en la mano. El arco, o trenzado que es el nombre técnico, pasa a ser de poliuretano, así es más resistente y eficiente. Son dos por servomotor.

 

Los cojinetes intermedios tienen una función parecida: impedir que el agua suba por las paletas hasta la tapa de distribución, en el eje de la turbina. “Las paletas son piezas móviles, por esto necesitan un sellado para que el agua no suba”, explicó Cláudio Urbano de Mattos, de la SMMU.DT, responsable por la turbina. Y él termina con más números: se inspeccionaron las 24 piezas, de dos toneladas cada una. Se remplazó el sellado de aquella que mostró fuga.