La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Sala de Prensa
Destacan origen y relevancia de la Biosfera de ITAIPU
Tamaño de la letra
10/10/2017

El director de coordinación ejecutivo, Ing. Pedro Domaniczky, presentó ante la Asociación Paraguaya de Recursos Hídricos (APRH), el alcance e importancia de la incorporación de la ITAIPU Binacional, lado paraguayo, a la Red Mundial de Reservas de Biosfera, aprobada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El presidente de la APRH, Ing. José Pérez, tuvo a su cargo la apertura del encuentro y presentó a los oradores convocados en representación de la ITAIPU Binacional; a la vez, felicitó a la Entidad por el logro alcanzado a nivel mundial, y por su línea de conservación y reforestación.

Como invitado especial estuvo el Ing. Darío Pérez Chena (ex superintendente de Medio Ambiente de la ITAIPU, jubilado), quien fue partícipe de los inicios de la construcción de la represa y los cuidados adoptados en aquella época, en el aspecto ambiental. El mismo hizo un abordaje histórico.

Recordó que durante la construcción de la represa se realizó un censo demográfico e inventario de todos los recursos: fauna y flora de la zona. “Este 13 de octubre se cumplirán 35 años de la formación del embalse de ITAIPU, y el inicio de los grandes cambios en el país”, acotó.

Cuidados ambientales

Mencionó que durante la construcción del embalse, los consultores internacionales contratados por la ITAIPU, abordaron sobre los aspectos ecológicos y ambientales, pero se trataba más bien de un listado de las tareas que debía cumplir la Entidad, a través de los diferentes procesos.

“Con la poca tecnología que se tenía en aquella época se hizo todo lo humanamente posible; se comenzó con un censo demográfico, inventario forestal y faunístico, y de todos los recursos que había en la zona. Se iniciaron los trabajos para la creación del vivero forestal, del museo y zoológico”, relató el Ing. Pérez Chena.

Dijo que en esa época todos hacían presagios negativos: que se iba a destruir la zona, que el agua iba a generar mal olor, que habría mortandad de peces, y movimientos sísmicos, provocados por el peso del agua, entre otras apreciaciones.

Origen de las reservas

Mencionó que la realidad fue distinta, gracias al trabajo encarado por la Dirección de Coordinación. “En el año 82 se inicia la formación del embalse y, previendo lo que iba a ocurrir, se formaron tres años antes las reservas. Las reservas cumplieron 33 años de existencia y tuvieron un papel fundamental en el proceso de conformación de la Central Hidroeléctrica. Se analizó con el lado brasileño y se iniciaron las primeras tratativas para formar una reserva de biosfera, pero muchos no conocían el nombre, incluso acudimos a instituciones internacionales, y tampoco sabían mucho del tema”, rememoró el profesional.

Comentó que luego fueron a Brasilia, en la sede de la UNESCO, para preguntar más detalles sobre la biosfera, y todo indicaba que se debía conformar un Comité MAB, integrado por representantes de instituciones públicas, organizaciones no gubernamentales y profesionales independientes, vinculados con la gestión de reservas de biosfera, y cuyas labores reflejen la relación con los objetivos del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB).

“Nosotros no teníamos noticia de lo que era un Comité MAB, y dado que iban surgiendo otros temas, lo dejamos de lado. Pero, había sido que no solo terminó en papeles, sino que renació, otra vez, con esta administración de ITAIPU, con los trabajos actuales de la Dirección de Coordinación. La biosfera era el sueño de los empleados antiguos, y ahora vemos la jerarquización del programa ambiental de la Central Hidroeléctrica en el campo internacional”, expresó, emocionado, el Ing. Pérez Chena.

El reconocimiento

El director de coordinación ejecutivo, Pedro Domaniczky, comentó que resurgió el tema de la Biosfera de ITAIPU por los trabajos realizados en materia ambiental, iniciados desde la creación de la represa.

Recordó, que tras un arduo trabajo, el pasado 14 de junio, durante la 29ᵃ sesión del Consejo Internacional de Coordinación del Hombre y de la Biosfera, del Programa MAB, realizada en Paris, Francia, fue aprobada la incorporación de la ITAIPU Binacional en la Red Mundial de Reservas de Biosfera, con la admisión del Bosque Atlántico del Alto Paraná, como nueva reserva de Biosfera de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

“De esta forma, la ITAIPU Binacional, lado paraguayo, marcó un hito histórico, al ser la primera Central Hidroeléctrica en el mundo en lograr que sus áreas protegidas formen parte de la Biosfera, y denota el compromiso medioambiental impulsado por la Entidad”, afirmó Domaniczky.

Explicó que la cuenca del embalse de ITAIPU coincide con la reserva de biosfera del lado paraguayo. La Red Mundial de Reservas de Biosfera de la UNESCO es patrimonio mundial y se busca lograr equilibrio entre desarrollo y preservación de la naturaleza.

“Para la ITAIPU, formar parte de esta Red es un orgullo. Ahora, la margen izquierda también se quiere sumar a la iniciativa, aportando su cuenca para volverla reserva de biosfera”, indicó.

75 mil hectáreas preservadas

Por otra parte, el director Domaniczky hizo hincapié en que ITAIPU es la primera Central en el mundo que tiene una reserva de biosfera. El total de la reserva de biosfera es de un millón de hectáreas, y las áreas núcleo, propias de ITAIPU, 75 mil hectáreas preservadas. En las mismas se realiza una de las mayores acciones de reforestación de especies nativas a nivel mundial, con una extensión de 1.500 km del corredor biológico, con 3.500.000 árboles plantados, de alto valor ambiental.

Reservas de Biosfera de Paraguay

Por su parte, Silvia Saldívar, bióloga de la Entidad, señaló que la Biosfera de ITAIPU, ya forma parte de la Red Mundial de Reservas de Biosfera, por lo que la protección ambiental que se implementa, tiene fuerza a nivel mundial.

Mencionó que Paraguay tiene tres reservas de biosfera, la Reserva de Biosfera Bosque Mbaracayú, la Reserva de Biosfera Chaco Paraguayo y la Reserva de Biosfera ITAIPU, esta última con más de un millón de hectáreas, 14 distritos, y una diversidad propia. “El desafío es trabajar en los 14 municipios, para lograr el objetivo de enriquecer la Biosfera de ITAIPU”, agregó.

Áreas protegidas de ITAIPU

En otro momento, la bióloga detalló que la Biosfera de ITAIPU cuenta con un área núcleo, compuesta por las 8 áreas protegidas (Tatí Yupí, Pikyry, Yvyty Rokái, Itabo, Limoy, Pozuelo, Carapâ y Mbarakayú, esta última de carácter binacional, compartida con Brasil), que son zonas de la biodiversidad, preservadas sin darse ninguna acción de desarrollo, ni producción comercial. Comprende, añadió, la zona baja o de amortiguamiento, de unos 500 metros alrededor de cada unidad núcleo, y la zona de transición, en donde se desarrollan las acciones de sustentabilidad, respetando al máximo la flora y la fauna.

Durante la charla se enfatizó que el desafío es conectarlas al corredor de Paraguay Biodiversidad, a fin de preservar los bosques existentes. “Todas las áreas protegidas de la ITAIPU están dentro del Bosque Atlántico”, remarcó la bióloga.

Cabe destacar que en las reservas de la ITAIPU, desde sus inicios hasta la fecha, se tienen registradas: 49 especies de hongos, 624 especies de flora y 433 especies de fauna, en su mayoría aves.