La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Responsabilidad Social
Convenio con Tierranuestra para conservación de cuencas hídricas
Tamaño de la letra
11/07/2017

Hoy, martes 11 de julio, se efectuó la firma del convenio de cooperación entre la Entidad Binacional ITAIPU y la Asociación Tierranuestra, para la implementación de acciones de concienciación y conservación de cuencas hídricas, en el marco del Proyecto H2O Sonidos del Agua, en los distritos de Hernandarias, Ypacaraí y Pirayú.

El acto se realizó en la sala de reuniones del edificio C2 de la ITAIPU, sede Asunción; firmaron el convenio, por la Entidad, el director general paraguayo, James Spalding, y por la Asociación Tierranuestra, Alberto Acosta, presidente, y Luisa Abbate, directora ejecutiva.

El propósito de este convenio es contribuir al fortalecimiento de programas de la ITAIPU para la protección y puesta en valor de recursos hídricos, el suelo y la vida. Mediante la intervención técnica del proyecto se formarán jóvenes músicos que motiven a sus pares a convertirse en protectores de cuencas hídricas.

El proyecto, puntualmente propiciará la participación ciudadana para la conservación del arroyo 1º de Marzo, de Hernandarias, y cursos de agua de Ypacaraí y Pirayú, que forman parte de la cuenca del lago Ypacaraí. Las actividades previstas involucran el restablecimiento de bosques, aumento de árboles frutales en zonas urbanas y reducción de la cantidad de basura en arroyos, calles y lugares públicos, utilizando la música de las Orquestas H2O, del Programa Sonidos de la Tierra, que incorporan instrumentos reciclados, vinculados al agua, como medio de motivación y convocatoria comunitaria.

La cooperación financiera de la ITAIPU para la implementación del proyecto es de G. 546.000.000 y su duración es de 18 meses.

Educar a través de la música

Luisa Abbate.

Luisa Abbate, directora ejecutiva de Tierranuestra, al referirse al convenio, dijo que están muy felices de poder concretar esta cooperación. “Creemos que la conjunción de música, comunidad organizada y asesoramiento técnico, que brindará ITAIPU, permitirán que tengamos resultados importantes en este proyecto. Mediante la música y el trabajo comunitario queremos lograr que la gente se apropie de sus problemas, busque las soluciones y puedan llevar adelante sus proyectos de mejora de vida”, remarcó.

Por su parte, el maestro Luis Szarán, director del Programa Sonidos de la Tierra, expresó que la música es el vehículo que transporta el cambio. “Educar a través del arte es lo que cambia los hábitos de conducta, lo hemos demostrado con quince años de experiencia, que lo vamos a celebrar la semana que viene. Con el apoyo de ITAIPU queremos continuar con estas acciones, ya tenemos una experiencia tremendamente exitosa en más de 52 comunidades, en lo que se relaciona al cuidado del medio ambiente y del agua, principalmente, involucrando a todos los actores de la sociedad a través de la música”, puntualizó.

El centro es la persona

Pedro Domaniczky.

Por su parte, el director de coordinación ejecutivo de la ITAIPU, Pedro Domaniczky, resaltó que la Entidad se vio motivada a apoyar este proyecto, por su concepción de educación a través del arte y la formación de líderes para buscar buenas prácticas ambientales.
En relación al lago Ypacaraí, recordó que “venimos desarrollando acciones positivas, pero de nada sirve resolver el problema puntual o temporal si no se trabaja la fuente en la línea de cuenca, en este caso, el trabajo con las personas es fundamental”.

Reiteró que la ITAIPU está haciendo grandes inversiones en el tema ambiental y que la idea es seguir trabajando en forma conjunta con Tierranuestra para obtener resultados en esta línea.

James Spalding.

A su turno, el director general paraguayo refirió que la ITAIPU celebra este acuerdo con Tierranuestra por el tipo de trabajo que hacen, donde el centro del cambio es la persona, a través del arte, y que ello tiene un impacto, no solo a nivel local sino también internacional; en este sentido, recordó una presentación que hizo la orquesta H2O en Cartagena, con rotundo éxito, y la distinción “Artistas por la Paz” que le fue otorgada por la UNESCO, por su labor.

“Vamos a seguir apoyando iniciativas ambientales y, en especial, este proyecto ligado al cuidado del medio ambiente, nos da seguridad el hecho que se manejará con seriedad, transparencia y rendición de cuentas”, finalizó el director Spalding.