La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Sala de Prensa
Concurso: premian las mejores propuestas de viviendas sociales
Tamaño de la letra
18/10/2017

En la sede de la ITAIPU se realizó la premiación a los ganadores del concurso de viviendas sociales, impulsado por la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (SENAVITAT) y el apoyo financiero de la Entidad Binacional. Entre los mejores anteproyectos de viviendas sociales se rescata la dignidad de las familias, mediante un ambiente íntegro, cómodo y sustentable.

El concurso se realizó a nivel nacional, con una amplia participación de arquitectos y estudiantes de la carrera de Arquitectura. La presidenta de la Asociación Paraguaya de Arquitectos (APAR), María Luisa Cubilla, informó que se admitieron 70 participantes en la categoría profesional y 16 en la categoría de estudiantes.

Puntualizó que se presentaron 32 propuestas de profesionales y 4 de estudiantes, y el juzgamiento de cada trabajo estuvo a cargo de connotados profesionales del ramo (9 jurados). Relató que cada trabajo tenía un código alfa-numérico, que garantizaba el anonimato de las propuestas, y la escribana Ana Soler Crecco acompañó todo el proceso, desde la recepción del trabajo, el resguardo del mismo, como así también del sobre, con la identificación de los concursantes, garantizando la transparencia y legitimidad del concurso.

Las categorías premiadas a nivel profesional fueron: Vivienda Multifamiliar en Altura, Vivienda Unifamiliar Urbana y Vivienda Unifamiliar Rural. En la categoría de estudiantes, fueron valorados los trabajos presentados en las categorías: Vivienda Unifamiliar Rural y Vivienda Unifamiliar Urbana (ver lista de ganadores).

Empatía: el denominador común

La ministra de la SENAVITAT, Soledad Núñez, afirmó que con el concurso se buscó que tanto profesionales como estudiantes se involucren dentro de los proyectos de políticas habitacionales, que lleva adelante el Gobierno nacional.

“Todas las propuestas fueron muy buenas. El jurado tuvo mucho trabajo, porque todas eran innovadoras, creativas, y tenían un denominar común, la empatía. Los participantes se pusieron en el lugar del otro (de la persona que necesita una vivienda) y diseñaron viviendas conectadas a las familias”, expresó Núñez.

Anunció que las propuestas ganadoras serán analizadas e incorporadas por la SENAVITAT a los programas habitacionales. Agradeció a la ITAIPU Binacional por el apoyo y por la contribución realizada dentro de los programas habitacionales del Gobierno.

En honor a la transparencia, la secretaria de Estado mencionó que uno de los trabajos fue descalificado por plagio parcial. “Estas cosas no se pueden dejar pasar, los malos hábitos y vicios deben ser condenados y desechados. Ojalá esta situación no se repita, porque habrán más concursos”, recomendó Núñez.

Crear espacios comunes

El Arq. Horacio Cherniavsky, representante del equipo ganador en Vivienda Multifamiliar en Altura, categoría profesional, valoró la realización del concurso, por la posibilidad de generar espacios abiertos y propuestas, donde se aportan resultados diferentes en respuesta a una problemática social, como es el tema de las viviendas sociales.

“Con el concurso, aprovechamos la oportunidad de proponer alternativas atendiendo que la vivienda no era el único problema en cuestión, sino el espacio público adecuado. Crear espacios comunes, respetando la vegetación existente, generar una plaza central, donde los niños puedan jugar”, indicó.

Describió que su propuesta es construir viviendas accesibles, inclusivas, con ventilación cruzada, y correcta iluminación natural; que posibilite recolectar agua de lluvia para reutilizarla; en la construcción se emplea ladrillo y hormigón.

“Estas fueron nuestras consideraciones dentro del proyecto. Proponemos un edificio que busca transcender el límite de lo privado, compartiendo sus espacios con la ciudad; un edificio que respeta la escala barrial y su relación con el paisaje. Es un proyecto que busca construir la ciudad que todos queremos”, concluyó Cherniavsky.

Oportunidad para estudiantes

Liz Guillén, estudiante de Arquitectura, en representación del equipo ganador del primer puesto, en Vivienda Unifamiliar Rural (categoría estudiante), destacó que más allá del diseño que presentaron, rescató la oportunidad brindada a los estudiantes para participar, como autores, en la creación de viviendas sociales.

Puntualizó que en el trabajo presentando se mezclan los saberes de los profesores (tutores) con las propuestas dadas desde una mirada estudiantil, concretándose una efectiva etapa formativa.

“Fue un proceso enriquecedor, que resultó en un proyecto que reconoció la tipología ya existente y arraigada, que es la casa ‘culata jovái’, otorgando con el diseño más espacio, y oportunidad de flexibilizar el espacio intermedio que queda”, indicó.

Como estudiante, expresó la importancia que, desde el diseño, puedan aportar para mejorar la calidad de vida de las personas que actualmente no la tienen.

“Ahí radica la importancia. Que todas las ideas que surjan sean destinadas al mejoramiento de vida de familias humildes; este país necesita con urgencia que se aborde la problemática social, desde una mirada profesional, y así obtener una sociedad más justa. Y ojalá que se generen más espacios para los estudiantes”, finalizó Guillén.

Dinamizar ideas

El Arq. Luis Godoy Bonini, en representación del equipo que logó el primer puesto en Vivienda Unifamiliar Urbana, valoró la realización del concurso de ideas, y la transparencia del mismo. “Los concursos son buenas herramientas para dinamizar las ideas y renovar las tipologías de viviendas”, acotó.

Mencionó que presentaron su proyecto desde el análisis urbano, explicando que, a veces, solo se tiene en cuenta la vivienda, como un hecho único, pero la premisa es que las viviendas construyen ciudades, y el espacio físico es fundamental para las viviendas sociales, y la posibilidad de ser ampliadas.

Fortalecer la política habitacional

El director de coordinación ejecutivo, Ing. Pedro Domaniczky, felicitó a los ganadores y participantes del concurso de tipología de viviendas. Recordó que el concurso surge mediante un convenio entre la ITAIPU y la APAR, bajo sugerencia y articulación de la SENAVITAT.

“Nos llenó de satisfacción la participación, el buen nivel profesional y las propuestas presentadas. La ITAIPU se encuentra abocada a fortalecer la política habitacional del Gobierno nacional, en materia de viviendas dignas, generando nuevas ideas, con profesionales jóvenes”, indicó. Agregó que los proyectos presentados tienen una visión de sustentabilidad, de mirar a largo plazo.

Felicitó igualmente a los miembros del jurado, por mantener la línea de la transparencia y por identificar y descalificar a participantes que apelaron a prácticas deshonestas (plagio).

“El presidente de la República fue claro con nosotros desde el primer día, debemos realizar procesos transparentes en el país. Desde ITAIPU estamos comprometidos con el proceso de crecimiento; seguiremos colaborando para buscar alternativas adicionales para los estudiantes universitarios, analizando un nuevo proyecto”, concluyó.