La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Institucional
Con éxito clausuran programa de capacitación apoyado por PTI
Tamaño de la letra
24/02/2010

Se clausuró el lunes 22 de febrero el programa de “Mejoramiento de las Habilidades de Corte y Costura para hombres y mujeres jefes de hogar”. El programa fue impulsado por la Fundación Mano a Mano y la JICA, con el apoyo del Parque Tecnológico Itaipu (PTI) y las Municipalidades de Ciudad del Este, Hernandarias, Presidente Franco y Minga Guazú. La especialización en corte y confección duró  más de 3 años y fueron beneficiados 311 personas, entre hombres y mujeres.

 

El Programa de Mejoramiento de las Habilidades de Corte y Costura tuvo excelentes resultados, según sus organizadores, ya que fueron más de 300 los beneficiarios que adquirieron las herramientas necesarias para especializarse en el área de corte y confección. La mayoría de los participantes respondieron a las expectativas y exigencias requeridas por el curso.

 


Eva Vera de Garcete

Eva Vera de Garcete, representante del PTI, dijo durante el acto, que se está incentivando este tipo de emprendimientos para mejorar la calidad de la producción de quienes practican ese oficio, como así también en otros rubros.

 

“Queremos que los artistas mejoren cada vez más, y hoy estamos haciendo realidad sus productos, ya que van a ser vendidos en Europa y Japón, convirtiéndose en verdaderos embajadores de nuestro arte”, confesó.

 

También expresó su conformidad el señor Yukisato Yamamoto, presidente de la Fundación Mano a Mano, agradeciendo a la compañía japonesa JICA, al PTI y las Municipalidades, por el apoyo que brindaron para la capacitación de más 300 personas que se dedican a la confección y que provienen de los cuatro municipios.

 

 


Yukisato Yamamoto

 

“Hoy vengo a decir misión cumplida, con mis sinceros agradecimientos a la JICA, al Parque Tecnológico Itaipu y a las Municipalidades, por el apoyo brindado durante todo este tiempo de preparación para nuestros beneficiarios. Hoy culminamos una etapa. No terminamos ni ponemos fin a este sueño. Estamos pasando la primera etapa para entrar a la segunda”, comentó Yamamoto.

 

Además de estos becarios en corte y confección, el proyecto ya capacitó a 8 diseñadoras de moda, con mucha demanda en el mercado de la industria de la confección. Según los organizadores este emprendimiento es muy importante, porque los egresados serán agentes multiplicadores en su tarea y asegurarán la proyección del mismo.