La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Codas presentó política energética
Tamaño de la letra
17/02/2010

El director General de la Itaipu Binacional, Gustavo Codas, realizó una presentación a los periodistas acreditados ante la Cancillería, de la Política Energética en el Paraguay. El encuentro se desarrolló en la fecha, miércoles 17, en la sede de la Cancillería.

 

 

Estuvieron presentes el ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Lacognata, la viceministra de Administración y Asuntos Técnicos, la embajadora Lilian Lebrón Bécquer y el director General Paraguayo de la Itaipu Binacional, Gustavo Codas.

 

La presentación tuvo inicio con la exposición del Director General, con un detalle de la estructura de la matriz energética, la cual indicba los porcentajes específicos de componentes importados y exportados de insumos en el Paraguay. “Somos un país exportador de energía eléctrica e importador de hidrocarburos y que utiliza sobre todo biomasa en su consumo energético” apuntó Gustavo Codas.

 

Destacó también que lo ideal sería disminuir el porcentaje de importación de hidrocarburos (petróleo), con la utilización de otro componente sustituto, como ser el hidrometano (mezcla de gas metano con hidrógeno), de manera que el déficit en la importación de petróleo disminuya, y los ingresos aumenten. El Paraguay es un país importador de hidrocarburo y exportador de energía, “debemos aumentar el porcentaje de ingresos por exportación de energía, y disminuir la importación de hidrocarburos y  llegar a la soberanía energética a través de la potenciación en la producción y consumo”, apuntó Codas.

 

Disponer libremente de su propia electricidad

A continuación explicó la relación entre la importación y exportación de energía, destacando que la balanza exterior es positiva en términos energéticos (se exporta ocho veces lo que se importa), sin embargo es negativa en términos comerciales, puesto que se recibe como beneficios de las binacionales unos 450 millones US$/año, poco más de la mitad en relación a lo que se gasta en la importación de derivados del petróleo.

 

También destacó que, pese a que el 85% de la electricidad exportada en América del Sur tiene como origen el Paraguay, nuestro país no puede disponer libremente de su propia electricidad.

 

Los objetivos
Por su parte, mencionó que los objetivos a ser concretados a través de nuevas políticas de utilización de energía son: llegar a ser un país energético a través de la soberanía energética, el desarrollo nacional con base en la energía eléctrica, el acceso a la energía como derecho humano, el funcionamiento coordinado de las instituciones del sector energía, la seguridad del abastecimiento de energía, la mejoría de la matriz energética preservando el medio ambiente, la eficiencia y la sustentabilidad energética y la integración energética regional.