La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Energía
Brasil puede ser gran exportador de paneles
Tamaño de la letra
21/05/2008

La riqueza de recursos naturales en Brasil puede hacer del país un gran exportador de paneles solares. Es lo que cree Hamilton Moss, del Centro de Investigaciones de Energía Eléctrica (Cepel). Según él, el gran cuello de botella de la industria de paneles solares actualmente es el suministro de silicio, materia prima utilizada en la fabricación de las placas. “Brasil es el más grande productor mundial de silicio; el país tiene posibilidades de ser un gran exportador de paneles”, cree Moss.

 

Él presentó la visión brasileña en la mesa redonda "Energía Solar – potenciales aplicaciones industriales y usos productivos", durante el Foro Global de Energías Renovables, en Foz do Iguaçu. Según Moss, como el 46% de la matriz energética brasileña ya se basa en fuentes renovables, la energía solar tendría poco a acrecentar.

 

Moss citó una tesis de máster que compara el costo de la fabricación de los paneles en Brasil y en Alemania: aquí, el valor llega a ser tres veces menor. Pero la gran área de radiación solar y la extensión del país no se reflejan en inversiones en energía solar – a pesar de ser el séptimo del mundo en área cubierta con paneles solares (3,1 millones de m2), el crecimiento del sector es pequeño (un 17% al año).

 

Otras matrices renovables como hidráulicas y biocombustibles, tienen preferencia en la pauta del gobierno, pero el representante del Cepel cree que la energía solar puede servir como complemento de energía, principalmente, en áreas remotas. “la energía solar es una de las opciones para algunas regiones, pero para otras es la única opción. La universalización energética no se dará sin la energía fotovoltaica.”

 

Calentamiento del agua

Moss cree que una energía “noble” como la eléctrica no se debería gastar con el calentamiento de duchas. Otros conferencistas también se inclinaron al uso de la radiación solar para calentamiento del agua. Es el caso de egipcio Mohamed Gamal, de la Autoridad para Energías Nuevas y Renovables. Él presentó proyectos de alianza con el gobierno italiano que objetiva esparcir el uso de paneles solares para el calentamiento del agua en las ciudades de la costa del Mar Mediterráneo.

 

En términos solares, Egipto es un país privilegiado. El país está en el cinturón de países solares y cuenta con una radiación de 1.900 a 2.800 KW/m2 al año. En el país, 14 empresas trabajan exclusivamente con calentamiento del agua y utilizan un área de 500.000 m2 con paneles destinados a ese fin. Gamal presentó el proyecto Solaris, instalado en el Centro Médico de la Ciudad de El Cairo, capital egipcia.

 

En India, la energía solar se utiliza mucho en la industria para el calentamiento del agua y el secado de hierbas. La organización sin fines lucrativos Aplicaciones Técnicas de Energía Renovable (Teri) hizo una investigación con el 45% de las pequeñas y medianas empresas que utilizan la energía solar (celulosa, papel, seda, textil, tabaco, etc.) y constató que la mayor parte utiliza esta energía para el calentamiento.

 

“Tenemos un potencial muy grande del uso de la energía termosolar en la industria de India”, dijo el asociado de Teri, Shirish Garud. Según él, desde 1982 la inversión en la investigación y en el desarrollo de energía solar se hizo una política pública del gobierno indiano. En India hay un ministerio específico para energías renovables.

 

El caso español

 

La experiencia española se enfoca en la concentración de los rayos solares para producir energía. “La radiación solar tiene el inconveniente de que tiene baja intensidad, pero si concentráramos la radiación, podríamos tener aplicaciones más ambiciosas”, dijo el director de la Plataforma Solar de Almería, en España, Diego Martínez.

 

Una de las tecnologías utilizadas en España es en formato de torre: una serie de espejos refleja la radiación solar hacia un único punto, centralizando la energía. Esta experiencia ya se está usando en amplia escala en el país.

 

Según Martínez, en el verano europeo hay un gran déficit de energía en la región, dejando la opción solar bastante deseable. En España, la producción de energía se basa en fuentes renovables y recibe tarifación diferenciada. Además de eso, el gobierno se compromete a comprar toda la energía solar producida, garantizando el precio por 25 años.

 

Martínez cree que la energía solar puede integrar los países europeos con los países del norte de África. Esta región, favorecida por la radiación solar, podría abrigar los paneles solares, produciendo energía limpia para Europa. “Hace 20 años no pensábamos en energía eólica y hoy somos el segundo más grande productor mundial. Podemos pensar lo mismo de la energía solar.”