La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Sala de Prensa
Brasil apoya el desarrollo del Paraguay
Tamaño de la letra
30/07/2010

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, llegó al Paraguay a las 15:00 horas, para asistir a la palada inicial de las obras de la Línea de Transmisión de 500 kV. El mandatario brasileño arribó en el espigón presidencial del aeropuerto internacional Silvio Pettirossi y fue recibido por su par Fernando Lugo, por el Canciller Nacional, Héctor Lacognata y por los directores generales de Itaipu, Gustavo Codas Friedmann y Jorge Samek. La comitiva se trasladó inmediatamente al terraplenado de la futura Subestación en la ciudad chaqueña de Villa Hayes.

 

Manifestando que Paraguay es soberano y “cada vez más dueño de sí”, el presidente del Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, expresó alegría y satisfacción por participar del inicio de una obra que impulsará el desarrollo del Paraguay, durante su discurso, hoy 30 de julio, en la palada inicial para la construcción de la línea de transmisión de 500 kV, en la ciudad de Villa Hayes.

 

Destacó también que no fue fácil iniciar las obras para la Línea de Transmisión que une Itaipu a la futura Subestación de Villa Hayes, por las divergencias y desconfianzas que existieron durante el proceso, pero que se debe ver ahora el lado positivo, ya que finalmente se inició la construcción.

 

"No fue una tarea fácil llegar hasta aquí, perdimos cuatro años. Hoy podíamos estar inaugurando esta línea de transmisión", comentó Lula, al momento de indicar que este retraso de debe a las divergencias y desconfianzas, que se generó.

 

También aseguró que tiene como compromiso, la aprobación de las notas reversales de Itaipu y que probablemente la semana que viene será tratada en la Cámara de Diputados y en setiembre en el Senado. "Ojala que se pueda aprobar antes de terminar mi mandato ", expresó.

 

Al felicitar al gobierno de Fernando Lugo por la serenidad y el compromiso en el reclamo de la soberanía energética, el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, enfatizó que deberían estar inaugurando la Línea de 500 kV, en la ciudad de Villa Hayes.

 

En todo momento el mandatario brasileño defendió las reivindicaciones del pueblo paraguayo, al punto de afirmar que el Brasil como próxima quinta potencia económica mundial no puede dejar de dar al Paraguay la oportunidad de desarrollarse.

 

Además comentó que Paraguay y Brasil están "creando las condiciones para que el comercio sea mejor" y agradeció, por otro lado, el trabajo del gobierno de Lugo para la "regularización" de los brasileños que residen en territorio paraguayo.

 

Lugo destaca logros a reivindicaciones históricas

 

Por su parte el presidente paraguayo, Fernando Lugo, dijo que nadie les quitará a ambos gobiernos el inicio de una relación bilateral fructífera, abarcante, autónoma y solidaria, al tiempo de defender, una vez más, los reclamos paraguayos “en forma pacífica, respetuosa y digna”. El Jefe de Estado paraguayo, expresó que se están logrando reivindicaciones justas.

 

Afirmó que “Dios escribe derecho sobre sendas torcidas” y que la puesta en marcha de un centro de distribución de energía paraguaya, es un signo a nivel internacional del cumplimiento de un compromiso dentro de una nueva lógica de entendimiento entre Paraguay y Brasil.

 

“A las relaciones bilaterales se han buscado soluciones verdaderas y sustentables. Paraguay siempre estará de pie, soberana y dignamente, para construir juntos una historia más equitativa para nuestros pueblos”.

 

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, indicó que más que inicio de unas obras como la Línea de Transmisión de 500 kV, es señal de integración regional y una justa reivindicación para el país. "No es por el corazón blando de Lula lo que conseguimos", expresó.

 

“Confirmamos que hermanos brasileños y paraguayos abrazamos un proceso de cambio que sintonizan con una visión común de desarrollo en integración”, expresó Fernando Lugo.

 

También el director General brasileño de Itaipu, Jorge Samek, afirmó que la inauguración de las obras de la Línea de 500 kV es la prueba de la integración entre Paraguay y Brasil.

 

“Muchos no creen y no quieren la integración, pero las obras hablan por sí solas. Podrán cortar la flor pero jamás detener la primavera, y la primavera será instalada con esta línea”, afirmó Samek.

 

Mencionó que el inicio de las obras se realiza en un día tan importante como es el “Día de la Amistad”. Alabó también el profesionalismo de la ANDE y de la Itaipu para la realización de la obra. “A pesar de que dicen que esto no se hará, y muchos no creen y no quieren la integración, las obras hablan por sí solas”, dijo efusivamente.

 

Obra es prueba de la verdad

 

También el director paraguayo de Itaipu, Gustavo Codas comentó que esta es la prueba de la verdad a pesar del escepticismo de muchos. "Es la prueba del compromiso. La línea de transmisión de 500 kv se va a cumplir en tiempo y forma”, expresó.

 

Aseguró que esta obra se trata de una columna vertebral para el sector industrial productivo del país, ya que servirá para el desarrollo, fomentar la inversión y el empleo. Una de las obras más emblemática para el desarrollo del país.

 

“Un gobierno comprometido con el bienestar de su pueblo”

 

Lula Da Silva expresó que “No saben la alegría que representa estar aquí, junto a mis compañeros paraguayos y participar en este acto en el que se inician las obras de construcción de la Subestación de Villa Hayes y de la línea de transmisión que traerá la energía de Itaipu para toda la región”.

 

Lula calificó el escenario de inspirador, aludiendo que “estamos en la margen del Río Paraguay lecho histórico de comunicación natural de la integración regional. Estamos en pleno Chaco, frontera de oportunidades para un país cada vez más soberano. Tenemos aquí un gobierno comprometido con el bienestar de su pueblo, grandes emprendimientos como éste reflejan los lazos de amistad y cooperación que une al Paraguay y al Brasil”.

 

El presidente brasileño dijo también que la línea de transmisión permitirá que el Paraguay se vuelva el destino de más inversiones productivas y esto generará mayor empleo, más ganancias, sustentando su desenvolvimiento económico y social por medio de energía limpia y renovable que es uno de los grandes desafíos del siglo 21.

 

El Brasil puede y debe actuar en este proceso, tengo el firme convencimiento de que seremos un país próspero si nuestros vecinos también fuesen, al contrario de lo que quiere establecer la antigua relación de dependencia y subordinación con los países ricos optamos por unir el destino del Brasil a nuestra querida América del Sur”, enfatizó.

 

La tenacidad que demostramos frente a la crisis económica global nos mostró que estamos en el camino correcto”, al resaltar que las cuatro economías del bloque del Mercosur están entre las que más crecieron en este año, lo que comprueba el éxito y el fortalecimiento de la integración.

 

Para facilitar la aproximación y reducir las asimetrías entre nosotros, creamos instrumentos propios con bases en los recursos del FOCEM. Estamos abriendo nuevos horizontes para la economía paraguaya lanzando bases sólidas para su industrialización, las obras de la fábrica que el presidente Lugo y yo tendríamos que visitar dentro de poco (inversión de la empresa Camargo Correa) es la prueba de esto”.

 

Refiriéndose a la nueva empresa cementera visitada en la fecha dijo que, empresas paraguayas y brasileñas se asociaron en una inversión de 103 millones de dólares en la creación de Yguazú Cementos. Esta fábrica, que es la mayor inversión privada del Paraguay en la actualidad, tiende a entrar en operación ya en el 2011 produciendo más de 400 mil toneladas año y generando 280 empleos directos aquí en el Paraguay, según los señalado por Lula.

 

Mencionó que, de esta manera están creando las condiciones para que el comercio bilateral siga creciendo con más equilibrio y más participación de las exportaciones paraguayas. “Presten atención en los números: en el 2010 nuestros cambios comerciales ya llegaron a 1 billón y medio de dólares lo que representa un aumento de más de 60 por ciento comparado al mismo periodo de 2009”. Dijo que, no obstante, se necesita saber todavía mucho más.

 

Es fundamental invertir en infraestructura para reducir los costos logísticos operacionales de las actividades de exportación e importación. Este es uno de los objetivos de la hidrovía Paraguay – Paraná donde colaboramos para facilitar la navegación y ampliar el flujo de comercio”, manifestó.

 

El mandatario del vecino país anunció que, en breve, se iniciará la construcción del segundo puente sobre el Río Paraná, al indicar que la Comisión Mixta encargada de este proyecto ha trabajado de forma muy activa y que el nuevo puente será más un enlace entre Brasil y Paraguay que volverá más fluido el transporte de carga aliviando así el tráfico en el Puente de la amistad.

 

Otra medida positiva vendrá con la entrada en vigor del Régimen de Tributación Unificada. El RTU nació de la voluntad política de los gobiernos empeñados en construir la formalización de la economía en la frontera y esa voluntad no se desvaneció, en pocos meses será una realidad”, expresó Lula.

 

Anunció también que la agenda de cooperación bilateral contiene aún un fuerte componente social y que están en curso varios proyectos de cooperación en políticas públicas, en las áreas sociales como en los programas de transferencia de rentas, alimentación, saneamiento y agricultura familiar. “Un gran número de paraguayos y brasileños en el Paraguay, evidencian una fuerte comunión de valores entre nuestras sociedades”.

 

Línea de 500 kV: una prueba del compromiso con la integración

 

El director General Paraguayo, Gustavo Codas expresó que “no se trata de una obra del sector eléctrico sino de una columna vertebral para el desarrollo industrial productivo y los servicios en el país”. Jorge Samek, director de Itaipu, lado brasileño, insistió que la línea de 500 kV no sólo contribuirá en el desarrollo de Paraguay, sino de América Latina.

 

“Este acto es prueba que decíamos la verdad”, afirmó Codas

 

El director paraguayo, Gustavo Codas Friedmann, hizo uso de la palabra saludando a las autoridades presentes y refiriendo que el hecho de que el presidente Lula Da Silva esté en ese lugar para dar la palada inicial se trataba del “fruto de un trabajo conjunto, tesonero, sistemático, a ritmo acelerado, como pocas veces se dio”. Señaló que las relaciones bilaterales y regionales se encuentran en un nuevo contexto y resaltó el compromiso de los dos gobiernos y de la Itaipu Binacional en el cumplimiento del acuerdo de Asunción del 25 de julio de 2009, ratificado el 03 de mayo del 2010 en Ponta Porã.

 

“Contra el escepticismo, este acto es la prueba de que lo que decíamos era verdad. Los compromisos no eran de palabra, de papel que lleva el viento y el tiempo. “El inicio de las obras es prueba de que los compromisos estaban firmes”, acotó el director paraguayo, al tiempo de señalar que se están cumpliendo el cronograma establecido el pasado 3 de mayo, y aprobado por los presidentes de cuatro países –Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay en el marco del MERCOSUR.

 

En nombre de la Itaipu Binacional, reanudó el compromiso de que se trabajará para el cumplimiento de los calendarios a fin de entregar la obra en diciembre del 2012, lo cual implicará una importante herramienta de desarrollo industrial para el Paraguay. Refirió que en vista al plan de desarrollo, se están realizando una serie de convenios, acuerdos e iniciativas con diferentes ministerios para que la energía que va a estar disponible mediante la línea de 500kV sea utilizada para atraer inversiones, para el desarrollo y para generar empleos en el país.

 

“Hoy es un día muy importante, además de ser el Día de la amistad, sellamos la amistad regional. Esta también es la primera prueba de que decimos la verdad, contra todas las energías negativas que hay en el debate público”, expresó.

 

Al momento de su discurso en el acto en Villa Hayes, Jorge Samek refirió la anécdota del día de la asunción de Lula a la presidencia del Brasil, cuando el mandatario brasileño expresó que Itaipu debía ser una empresa modelo en la compatibilización entre generación de energía, recurso para el desarrollo, cuidado del medio ambiente y herramienta para la integración regional.

 

“Así fue que concluimos, las dos últimas unidades ya con el presidente Lula; vinieron momentos importantísimos y con la presencia de los presidentes Lugo y Lula se realizó la implementación de la Universidad Federal de la Integración Latinoamericana, UNILA. Nuevamente el presidente Lula escogió Foz de Iguazu, la Triple Frontera, para realizar el mayor emprendimiento que el Gobierno de Brasil hizo en el área de educación; exactamente, apostando a la educación”. Refirió Samek.

 

Aseguró que con esta inauguración de la Línea de 500 kV, sin ninguna duda, va a modificar de sobremanera las relaciones de desarrollo de toda América latina y del MERCOSUR en particular.

 

Director brasilero destacó esfuerzo para iniciar en plazo la obra

 

Jorge Samek, director General brasileño de Itaipu, agradeció a los presidentes de ambos países, a su par paraguayo, Gustavo Codas Friedmann y a los funcionarios paraguayos y brasileños que colaboraron para que se desarrollen efectivamente en el plazo fijado mediante los mandatos de los presidentes en Ponta Porã, el 03 de mayo.

 

“El Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay y de Brasil trabajaron en ese periodo para que eso se concrete. Los cancilleres de Paraguay, Argentina, Brasil, Uruguay, todos los responsables de este proyecto, trabajaron en forma muy competente. Los funcionarios de Itaipu, en nombre de Gustavo Codas, también queremos agradecer a la ANDE, al señor Germán Fatecha, porque fue excesivamente eficiente”, expresó.

 

Samek hizo alusión al crecimiento económico que el Paraguay registra en este momento y dijo que este país crece de igual manera que la República Federativa del Brasil. “Esa es la muestra de que en el MERCOSUR estamos acertando la política y aún así, hay quienes dicen “que la obra no va a salir, que no tenemos esto y lo otro, son los profetas del Apocalipsis. No creen la integración, no gustan de la integración, pero las obras hablan por sí solas. Para finalizar, repito lo que siempre dice el presidente Lula: no importa que venga alguien y quiebre la rosa, ni que extraigan una parte del jardín, porque jamás van a detener la llegada de la primavera y la primavera llegó con esta línea de 500 kV”, señaló.

 

EN CONFERENCIA DE PRENSA

 

 

“El desarrollo debe ser inclusivo, abarcante, autónomo y soberano”

 

Mediante obras como ésta vamos avanzando con pasos firmes hacia una integración verdadera, dijo en su discurso el presidente Fernando Lugo, antes de proceder junto a su homólogo Luiz Inácio Lula Da Silva, a la palada inicial de las obras de la Línea de Transmisión de 500 kV, que según dijo es uno de puntos esenciales de las “justas reivindicaciones que creemos pertenecen a nuestro país”.

 

“No quiero mirar el pasado Estimado Lula. Este encuentro fue largamente acariciado y anunciado en otras oportunidades, queríamos repetir aquella firma de hace un año, de aquel 25 de julio y, como lo decías, Dios escribe derecho en líneas torcidas. Dios quiso que sea hoy este encuentro en el Día de la Amistad aquí en el Paraguay, que ha nacido en un pueblo muy pequeño y se ha extendido más allá de nuestras fronteras”, dijo el mandatario paraguayo. Enseguida manifestó que en la relación de amistad con sus altos y bajos siempre hay una oportunidad para evaluar, para mejorar y para corregir.

 

“Aquel 25 de julio del 2009 nosotros decíamos que estábamos inaugurando un nuevo tipo de relación con la República Federativa del Brasil y que se plasmó en aquel documento que todavía lo tengo muy presente firmado por ambos presidentes”, aseveró. Agregó que “hoy en el Día de la Amistad, aquí con el compañero Lula presenciamos la puesta en marcha de este emprendimiento nacional con proyecciones regionales y confirmamos una vez más que, hermanos, brasileños y paraguayos, abrazamos un proceso de cambios que sintoniza con una visión común de desarrollo, pero en integración”.

 

“Apostamos a una convivencia fructífera en mutua cooperación y en el entendimiento de que no existe desarrollo posible que no sea en el armónico avance integrador equitativo y solidario contemplador de las asimetrías y desigualdades, inclusivo y abarcante, autónomo y soberano”, expresó el presidente Fernando Lugo.

 

Señaló además que, este momento, es más que el inicio de una obra, por más que la consideremos importante para nuestro país, es un signo a nivel regional del cumplimiento de los compromisos asumidos y el respeto irrestricto de los acuerdos firmados entre países soberanos, en el marco de su firme deseo de poner en marcha con acciones concretas una nueva lógica de entendimiento entre los pueblos.

 

Mencionó que la integración energética es un punto neurálgico en el desarrollo de las relaciones internacionales de Paraguay. “Creemos firmemente que solo mediante criterios de solidaridad, complementariedad y equidad se podrá llegar al éxito en el proceso de integración y que solo mediante la integración solidaria de los pueblos se podrá lograr soluciones verdaderas y sostenibles para problemas que aquejan a nuestra región y en este caso específico el problema energético”.

 

“Hoy, en este futuro centro de distribución de energía paraguaya, queremos dar un mensaje claro que la apuesta incondicional de Paraguay es por la integración entre los países y pueblos de la región en el marco del respeto de la soberanía y de las particularidades y procesos de cada país”, afirmó en forma tajante el mandatario paraguayo. Señaló que en esta misma lógica el Fondo de Convergencia Estructural del MERCOSUR (FOCEM), es el reflejo de la apuesta del Mercosur a consolidar en hechos lo sostenido en sus principios fundacionales. “Es por eso que mediante obras que iniciamos hoy aquí se puede decir sin temor a dudas que vamos avanzando con pasos firmes en la superación de desafíos en el camino a una integración verdadera”, indicó el presidente Fernando Lugo.

 


Ahora Itaipu debe beneficiar también a Paraguay

 

Durante la conferencia de prensa, posterior a la palada inicial, los mandatarios de Paraguay y Brasil hicieron fervientes declaraciones a favor de la paz y un unánime rechazo a todo riesgo de guerra, al responder a preguntas de los periodistas acreditados con respecto al conflicto diplomático que afecta a Colombia y Venezuela.

 

Existe una responsabilidad regional sobre lo que pasa entre Colombia y Venezuela, alegó el presidente Fernando Lugo al rechazar la calificación de “pruebas contundentes”, presentadas por Colombia contra Venezuela, emergente de la consulta de uno de los periodistas. “Tenemos que buscar la verdad íntegra y no verdades parciales, sino analizar, escudriñar en todos los detalles. “Nosotros nos hemos declarado profundamente pacifistas y esa convicción no nos van a sacar”, declaró Lugo. El presidente brasileño secundó la idea de su colega diciendo que la única palabra que no debe existir entre los gobiernos de Venezuela y Colombia es “guerra”.

 

Ambos mandatarios significaron que la postura es que los gobiernos deben seguir apostando a la paz, las buenas relaciones.

 

Las preguntas se direccionaron al presidente Lula, con relación a las supuestas consecuencias que acarrearía al Brasil, las reivindicaciones paraguayas y las dudas sobre los fondos para la línea de transmisión. El mismo respondió que los fondos no necesitan aprobación del Congreso, que compete al Fondo de Convergencia Estructural del MERCOSUR (FOCEM).

 

“Creo que cualquier persona que quiera criticar debe hacer un cálculo de cuánta paz y armonía es posible entre nuestros pueblos, que esto no tiene precio”, dijo Lula. En otro momento, fue claro al afirmar que la Itaipu Binacional mayormente benefició al Brasil, ya que Paraguay utiliza en un porcentaje muy bajo la energía producida y que la Hidroeléctrica fue construida para que Brasil y Paraguay se desarrollen conjuntamente.

 

Lula, al fundamentar los reclamos paraguayos, dijo que ambos gobiernos se propusieron trabajar en sintonía para rescatar la dignidad de los pueblos.

 

 OPINIONES

 

"La obra servirá de impulso a una serie de proyectos del Gobierno en términos de desarrollo”

 

Como “un paso inicial” calificó Esperanza Martínez, Ministra de Salud, a la inauguración oficial presidida por los presidentes de Paraguay y del Brasil, en referencia a la construcción de la línea de 500 kV, entre Hernandarias y Villa Hayes.

 

Martínez expresó su optimismo con relación al proceso de construcción de la obra. “Tenemos la certeza de que esto va encaminándose y a pesar de todas las voces pesimistas, los presidentes Lugo y Lula da Silva, han tomado una decisión de estadistas y creo que esto muy pronto llegará a ser una realidad”, indicó.

 

La ministra manifestó además, que para el planteamiento de un plan de desarrollo en términos industrial, se debe ir incorporando gradualmente un proceso de industrialización en el país. A ese efecto, señaló que el tema energético es una de las piedras fundamentales para garantizar a los inversores la sostenibilidad del proyecto.

 

“Las deficiencias que hoy tienen las ciudades como Asunción y el área central, por la carga de necesidad de energía y un sistema ya obsoleto, hace que esto sea un emprendimiento no solamente estratégico sino sumamente necesario, por lo que creemos que esto dará impulso a una serie de proyecto que tiene el gobierno en términos de desarrollo”, enfatizó Esperanza.

 

“Es un acto histórico lo que estamos viviendo hoy”

 

Por su parte el ministro de la Secretaría de Acción Social, Pablino Cáceres, señaló que con esta obra se concreta un paso importante en la política de la soberanía en el Paraguay, haciendo referencia al tratado entre las dos naciones (Paraguay y Brasil).

 

“Es un tratado iniciado por administraciones anteriores, en condiciones tan desparejas y en la que por primera vez ha sido planteada la posibilidad de una revisión en condiciones más favorables y más equitativas para el país”, señaló Cáceres, al tiempo de manifestar que, dentro de la política de defensa de la soberanía, es auspicioso llegar a concretar una obra como la línea de transmisión de 500 kV que permitirá al Paraguay hacer mejor uso de los recursos naturales genuinos que posee.
“Es un acto histórico lo que estamos viviendo hoy. Es un logro sumamente importante, sumamente valioso para nuestro país”, indicó.

 

Con respecto a la presencia del presidente Luíz Inácio Lula, Cáceres manifestó que su visita no solo despeja las dudas, sino que también trasmite el mensaje de una plena sintonía del gobierno de Brasil hacia la gestión del presidente Fernando Lugo.

 

El ministro señaló, además, que todo cuestionamiento anterior, se responde con las obras que hoy se están llevando a cabo.

“Creo que el presidente Fernando Lugo está concretando un paso importante dentro de las políticas implementadas en el país, de recuperación de la soberanía y afianzamiento en cuanto al uso de los recursos con que cuenta”, concluyó.

 

“Nos llena de orgullo y esperanza”

 

Oscar Venancio Nuñez Giménez, Gobernador de Presidente Hayes, expresó su satisfacción por el inicio de la obra y tiene muchas esperanzas en el éxito de la misma. “Esto es un hecho histórico para el país y en especial al Departamento de Presidente Hayes”. Agregó el gobernador, que con esta iniciativa, habrá más desarrollo para todo el Chaco. Manifestó, finalmente, su confianza en el emprendiendo, ya que pudo constatar dos hechos: la visita del Presidente del Brasil y el inicio de las obras.

 

“La obra traerá beneficios al departamento de Villa Hayes”

 

Gustavo Nuñez, intendente de Villa Hayes, expresó la importancia de la construcción de la obra de 500 kV, manifestando que traerá diversos beneficios a Villa Hayes, tanto para los inversionistas como para los ciudadanos.

 

“Esta obra beneficia en varios aspectos, pues servirá para brindar mano de obra a los ciudadanos, no solamente de Villa Hayes, sino de toda el área de influencia, ya que también hay empresas afincadas en toda la extensión del departamento”, señaló Gustavo Nuñez. Al mismo tiempo adujo que Villa Hayes, se ha convertido actualmente en una ciudad industrial, donde se afincan grandes industrias que necesitan de energías eléctricas con calidad y de flujo constante.

 

Con respecto a los inversionistas, el intendente de Villa Hayes dijo que son varias las empresas que visitaron, tanto el municipio como la gobernación, interesadas en invertir en la zona y calificó ese hecho como algo satisfactorio que brindará trabajo para muchas familias.

 

Gustavo Nuñez también exhortó a todos los legisladores, a apoyar los trabajos encarados desde el gobierno y, en especial, a las obras realizadas para el desarrollo sustentable en el país.

“Hay que pensar en positivo, estamos muy acostumbrado a criticar siempre. Aquí no deben existir colores y ese es el mensaje que damos a todos los legisladores, para que apoyemos y no pongamos el palo en la rueda. Nosotros hemos apostado a este proyecto por que es un proyecto país y esperamos también que todos lo hagan”, concluyó.

 

“Con esta obra, estamos haciendo patria”

 

El secretario Ejecutivo de la Secretaria Nacional de la Vivienda y el Hábitat, Gerardo Rolón Pose, manifestó que las reivindicaciones tratadas el 25 de julio, refieren a la voluntad de los mandatarios, tanto de Brasil como de Paraguay, en hacer justicia a la historia para dar al pueblo paraguayo lo que le corresponde.

 

“Estamos participando de un hecho histórico que forma parte de una serie de reivindicaciones referidas al tratado de Itaipu y también Yacyretã donde en tiempos anteriores la soberanía era pisoteada aviesamente por gobiernos, no precisamente patriotas. Con esto, nosotros estamos haciendo patria”, señaló Rolón. Manifestó también, que los beneficios sociales de la Línea de Transmisión de 500 kV vendrán de forma colateral cuando se disponga completamente de la energía y se pueda iniciar el proceso de industrialización en el país, apuntando a la generación de empleos para todos los ciudadanos.

 

Técnicos de la empresa constructora destacan trabajo de terraplenado

 

Pese a las copiosas precipitaciones del mes de julio, que alcanzaron unos 200 milímetros, los trabajos han avanzado bastante, según Oscar Aldo Canela, gerente de obras de la empresa Benito Roggio. “Ahora en julio cumplimos el primer mes de contrato. Estamos concluyendo la parte de movilización de equipos y personas. Están en plena ejecución las obras edilicias en el obrador y la excavación avanzó 15.000 metros cúbicos”, describe el técnico Canela.

 

El técnico aclaró que, como empresa, tienen la responsabilidad de realizar las obras de terraplenado y construcción de accesos para la subestación. Afirmó, además, que el movimiento de tierra a realizar, va llegar a un millón de metros cúbicos.

 

Pedro Cañete, jefe de producción de la obra, comenta que la empresa va a movilizar cerca de 300 trabajadores. Asimismo, destacó que el ritmo de trabajo abarca el día y la noche. Por tanto, se debe iluminar unas 28 hectáreas. “Este es el obrador, que abarca oficinas, vestuarios y casinos. Los trabajadores van a dormir en Villa Hayes o Mariano Roque Alonso”. Dijo, finalmente, que los obreros son de varios puntos del país, por ejemplo, de Concepción, Encarnación, entre otras ciudades del interior.