La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Energía
Biocombustibles serán el objetivo del Foro Global
Tamaño de la letra
20/05/2008

Cerca de 1.500 personas – entre autoridades gubernamentales, académicos, representantes de empresas del sector eléctrico y de entidades privadas y del tercer sector – provenientes de más de 50 países, llenaron el auditorio del Hotel Bourbon Cataratas, en la noche de hoy, en Foz do Iguaçu, para participar de la apertura del Foro Global de Energías Renovables. Durante los próximos tres días, conferencias, debates y mesas redondas con la participación de figuras prominentes del sector energético van a discutir alternativas y formular propuestas de acciones para poner la energía renovable en el tope de la agenda de los gobernantes.

 

La alerta para los problemas ambientales, unida a la necesidad de estimular la obtención de energía de forma renovable para promover un desarrollo más sostenible, estuvo a tono de los discursos en la solemnidad. Los principales objetivos del foro quedaron claros para todos los participantes, en el primer día: incentivar acciones volcadas al uso de fuentes renovables de energía y fomentar el crecimiento industrial sostenible en todo el planeta.

 

El ministro de Minas y Energía, Edison Lobão, trató de ir directo al asunto principal. “Esta reunión va a tratar preponderantemente sobre los biocombustibles. Este será el tema central”, resaltó el ministro. El atacó las críticas hechas al desarrollo de los biocombustibles como opción para todo el mundo, propuesto por Brasil, y destacó el papel del País como modelo de país explotador de energía renovable. De hecho, mientras el 46% de la energía utilizada en Brasil proviene de este tipo de fuente, el promedio planetario es del 13%.

 

Para el director general brasileño de Itaipú, Jorge Samek, los biocombustibles son una fuente de energía limpia y que puede ser producida sin trastornos a la producción de alimentos. “El pueblo no come porque no tiente renta. Pero vamos a enfrentar este debate, pues el mismo nos interesa”, afirmó. El presidente de Eletrobrás, José Antonio Muniz Lopes, concordó con Samek. “Brasil ya mostró, por medio de su matriz, cómo es posible lidiar con este problema. Por eso, este evento nos permite colocar nuestra experiencia como modelo. Estamos a disposición para interactuar y buscar soluciones conjuntas, por las cuales todos  saldrán victoriosos”, dice.

 

Kandeh Yumkella, director general de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi), alertó sobre la existencia de millones de personas sin acceso a la electricidad, lo que exige atención de todos los gobiernos. Y resaltó la experiencia local. “Aquí, en Foz do Iguaçu, vemos ejemplos prácticos, y no sólo teóricos, de la utilización de recursos renovables”, destacó. Por fin, en tono de reto, dejó en el aire una pregunta a los participantes del foro: “¿Cómo podemos posibilitar la obtención de energías renovables para muchos países?”.

 

Colectiva

 

Los acuerdos energéticos entre  Brasil y otros países de la América Latina fueron el principal tema de la charla del ministro de Minas Energía, Edison Lobão, durante la entrevista colectiva que antecedió a la ceremonia de apertura del Foro Global de Energías Renovables, hoy (domingo) en la noche, en Foz do Iguaçu. Participaron de la colectiva, además, el director general de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi), Kandeh Yumkella; el presidente de Eletrobrás, José Antonio Muniz Lopes; y el director general brasileño de Itaipú Binacional, Jorge Samek.

 

Lobão comentó los acuerdos firmados por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, en Perú, para la construcción de una usina hidroeléctrica en territorio peruano, con una producción de energía del orden de 1.400 MW. Según él, la inversión de la obra será de cerca de R$ 2 mil millones y el plazo máximo de la construcción de tres años.

 

“Acordamos un protocolo de intenciones para la construcción de 14 hidroeléctricas en aquel país, con una producción que va a llegar a 20.000 MW”, añadió el ministro. La mayor parte de esta energía será importada por Brasil, a través del sistema Eletrobrás, informó.

 

Lobão también comentó otros acuerdos con países latinoamericanos, inclusive el plan de construir hidroeléctricas en Argentina y en Bolivia.

 

El ministro dijo que se reunió recientemente con el presidente venezolano Hugo Chávez para debatir la construcción del gasoducto del Sur, que traerá gas venezolano a Brasil y a Argentina. “Haremos la verdadera integración energética entre los países de América del Sur. Vamos a recibir energía de Venezuela, algo alrededor de 2 a 3000 megavatios, en determinado período del año, y devolveremos esta energía en el período siguiente”, informó Lobão. El intercambio es posible debido al hecho de que los países tendrán regímenes diferenciados de lluvia.

 

Sobre el foro, el ministro comentó que el mundo camina cada vez más hacia el uso de las energías renovables, un sector en que Brasil es excelencia. “Cerca del 50% de nuestra matriz es renovable, mientras que el promedio mundial no pasa del 14%. Por esto, podremos sugerir soluciones para los otros países”, afirmó.

 

Otros temas

 

Con relación a los licenciamientos ambientales para la construcción de hidroeléctricas, que emite el Ministerio del Medio Ambiente, Lobão fue diplomático. “Aún no converse con Carlos Minc, porque el aún no fue nombrado ministro”, dijo. Lobão espera, sin embargo, que los licenciamientos ambientales se den en plazos más cortos, como hacen los países desarrollados, donde este proceso tarda como máximo un año.

 

Al ministro también se le preguntó sobre el programa brasileño de biocombustibles y el conflicto entre la producción de energía y la producción de alimentos. “Nosotros mantenemos firme el proyecto de biocombustibles, pues entendemos que esto es un bien para la humanidad y no un mal”. Según él, la producción de alimentos actual es mayor que la de antiguamente, antes del programa de biocombustibles.