La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Sala de Prensa
Banco Mundial destaca proyecto de ITAIPU
Tamaño de la letra
17/10/2017

“Protegiendo el Bosque Atlántico: Creando un corredor de biodiversidad en el Este del Paraguay”, así se titula el capítulo Paraguay, dentro del reporte bianual denominado: “Resultados en América Latina y la Región del Caribe 2017”, divulgado recientemente por el Banco Mundial. En el mismo, se presentó los resultados auspicios conseguidos con la asociación inédita y exitosa que tuvo con la ITAIPU Binacional, como Central Hidroeléctrica que ocupa el primer lugar en el mundo, por la generación de energía limpia y renovable.

Jorge Familiar, vicepresidente para América Latina y la región del Caribe, del Banco Mundial, destacó que esta región del mundo está creciendo de nuevo luego de recibir el impacto de la desaceleración mundial.

Sin embargo, el alto directivo del organismo internacional enfatizó en que para seguir progresando en el plan de reducción de pobreza y la reducción de las inequidades, la región necesita crecer más rápido y permanecer particularmente atenta, a los tremendos contratiempos que pueden causar los impactos externos.

“Destacamos algunos de los proyectos que se completaron en los últimos 24 meses, como los relacionados a los problemas de protección de la población vulnerable y el desarrollo de la resiliencia ante los factores externos”, sostuvo Familiar en la introducción del informe.

Refirió además, que durante los últimos dos años, el Banco Mundial ha completado varios proyectos relacionados a la conservación del medio ambiente.

Paraguay Bio, un caso exitoso

“En Paraguay, más de 300.000 hectáreas de tierras protegidas han sido restauradas y más de 25.000 personas se han beneficiado con el aumento de la capacidad local para administrar los bosques protegidos, restaurar tierras, aumentar la conservación de la biodiversidad y reducir la contaminación del agua por agroquímicos usados por los agricultores”, señaló el Banco Mundial en la parte inicial del informe.

Seguidamente, en la página 109 del reporte se desarrolló el Capítulo Paraguay con la explicación detallada y los resultados del referido proyecto medio ambiental.

Financiamiento

El Banco Mundial, a través de su Servicio del Medio Ambiente Mundial proporcionó una subvención por un monto de USD 4.5 millones para financiar dicho proyecto. Adicionalmente, la ITAIPU Binacional proporcionó fondos por un valor de USD 9.74 millones; por parte del Gobierno paraguayo se obtuvo un monto de USD 3.5 millones, y por parte de los beneficiarios locales la cantidad de USD 830.000, respectivamente.

Asociación sin precedentes

Según el Banco Mundial, “este proyecto configuró una experiencia única y sin precedentes. Con el acuerdo del Ministerio de Medio Ambiente de Paraguay, el Banco seleccionó a la ITAIPU, una planta hidroeléctrica, como la agencia ejecutora de esta subvención”.

Puntualizó además que la ITAIPU ya contaba con una experiencia previa en la reforestación de la orilla del embalse.

El resumen señala que el proyecto Paraguay Biodiversidad se enfocó en la Conservación de la Biodiversidad y la Gestión Sostenible de la tierra, en la selva atlántica del Este de Paraguay.

Fue diseñado para servir como el primer modelo de conservación de Paraguay, con un enfoque de gestión del paisaje, (basado en un corredor de biodiversidad), para apoyar la restauración del bosque atlántico de la ITAIPU Binacional, considerada la mayor generadora de energía limpia y renovable del mundo.

Este proyecto se llevó adelante conjuntamente con el Ministerio de Medio Ambiente, el Ministerio de Agricultura, el Instituto Paraguayo del Indígena (INDI), agricultores y Organizaciones sin fines de lucro del Paraguay.

Refiere además que el proyecto, financiado por el Banco Mundial ayudó a desarrollar capacidades en todos los niveles, incluidas las agencias gubernamentales, grupos de base y agricultores.

Entre las metas alcanzadas, el reporte señala que se ha mejorado la reforestación, con especies de rápido crecimiento, la restauración de bancos de agua, reduciendo el uso de agroquímicos tóxicos, apoyando nuevas regulaciones y políticas para la conservación de la cuenca y la construcción de infraestructura en las Áreas protegidas que antes carecían de servicios básicos para los guardabosques y visitantes.

Los beneficarios

La mayor conectividad de los remanentes del Bosque Atlántico tuvo cuatro grandes grupos de beneficarios: agricultores (grandes y medianos así como a 2.500 pequeños campesinos); 2.283 familias indígenas, que representan aproximadamente a 10.636 indígenas; Agencias del Gobierno, 55 municipalidades y 20 organizaciones no gubernamentales, locales e internacionales.

Otros resultados

• Áreas protegidas, reservas privadas y reservas de la ITAIPU (80.000 hectáreas propiedad de los gobiernos de Paraguay y Brasil), se implementaron buenas prácticas en la conservación sostenible. En total, 233.353 hectáreas de conservación en el corredor Mbaracayú-San Rafael.

• El proyecto apoyó la protección del hábitat de 296 especies de aves, incluidas especies en peligro de extinción y especies endémicas como el halcón vientre gris, Pico Carpintero Casco, Loro Vinoso y Búho.

• Construcción de infraestructura para parques.

• Ingresos y seguridad alimentaria para pequeños agricultores y comunidades indígenas.

• Un total de 130 empleados del Ministerio de Medio Ambiente y el Ministerio de Agricultura se beneficiaron con la capacitación especializada en mejores prácticas internacionales para la gestión áreas protegidas, certificación de la producción forestal, y monitoreo de la biodiversidad, así como estudios enfocados en economía ambiental, agroforestería, apicultura, plagas integradas manejo, conservación de cuencas hidrográficas y aplicación de las salvaguardas ambientales políticas.

• Un total de 5.445 maestros de 180 escuelas en el área del corredor se beneficiaron con el programa de educación ambiental que les proporcionó los materiales que describen Amenazas al Bosque Atlántico.

El trabajo continúa

El informe destacó además que la ITAIPU Binacional continúa con su programa de reforestación, además de expandir su programa de protección de la cuenca hidrográfica.

Ponderó además que la ITAIPU continúa apoyando al Proyecto Paraguay Biodiversidad de Paraguay, a través de la provisión de asistencia técnica para garantizar la sostenibilidad de las inversiones, y en beneficio de las comunidades indígenas y los productores de la zona.

“Para este fin, se firmó un acuerdo de Servicios de Asesoría con el Banco Mundial, valuado en USD 850.000, no reembolsable, para continuar el trabajo de la ITAIPU, para consolidar y restaurar el Corredor del bosque atlántico”, señaló el BM.

Señaló finalmente que los resultados alcanzados bajo este proyecto jugaron un importante rol, en la decisión de la UNESCO de incluir, este corredor como parte de una Reserva de la Biosfera de la ITAIPU, incluida en la Red Mundial de Reservas de la Biosfera, en el mes de julio durante un encuentro realizado en Francia.